Buscar

Astronautas del Endeavour ensayan técnicas para la próxima misión

AFP
22/03/2008 - 13:41

Los astronautas del Endeavour completaron el viernes una cuarta salida espacial donde ensayaron una técnica de reparación de la placa térmica del transbordador, crucial para su próxima misión, cuando a bordo del Atlantis deban reparar el telescopio espacial Hubble.

Durante su excursión de seis horas y 24 minutos fuera de la Estación Espacial Internacional (ISS), Robert Behnken y Mike Foreman también cumplieron con una serie de tareas de mantenimiento.

"Estoy asombrada con lo que vimos hoy", dijo Dana Weigel, directora principal de la NASA para el vuelo a la estación espacial, en referencia a las pruebas realizadas por ambos astronautas con los dos compuestos de tipo resinoso que mezclaron e inyectaron con la ayuda de una pistola similar a las utilizadas para sellar juntas.

Esta nueva técnica ya fue probada en repetidas ocasiones en tierra, en distintas condiciones, pero nunca expuesta al vacío del espacio. Una vez reparadas, las cerámicas regresarán a bordo del Endeavour para ser sometidas a una serie de pruebas aerodinámicas y de temperatura.

"Trabajar con un fluido en microgravedad es ciertamente una hazaña no menor", dijo Weigel.

"Todas las herramientas y técnicas desarrolladas por el personal de tierra resultaron excelentes", añadió.

Unas 25.000 cerámicas recubren los trasbordadores y son parte importante de sus escudos contra las temperaturas de hasta 1.500 grados centígrados que se generan por frotamiento con la atmósfera, a la que ingresan a 25 veces la velocidad del sonido.

Un trozo de espuma aislante que se desprendió del tanque externo del Columbia durante su ascensión agrietó la protección térmica del borde de ataque del ala izquierda y a su reingreso a la atmósfera, las altas temperaturas fundieron la estructura de aluminio y el transbordador se desintegró.

Tras la catástrofe del Columbia el 1 de febrero de 2003 y la muerte de sus siete astronautas, la NASA inspecciona el escudo térmico de los transbordadores justo antes de que se acoplen a la ISS, y antes de su regreso a tierra.

El Atlantis, cuya misión prevista el 28 de agosto será reparar el telescopio espacial Hubble, estará demasiado lejos de la ISS como para poder acoplarse y permitir a la tripulación esperar ayuda en situación segura ante un eventual daño de su escudo térmico en el lanzamiento.

En sus tres primeras salidas espaciales, los astronautas del Endeavour instalaron el primero de los tres elementos del laboratorio japonés Kibo, y ensamblaron el robot Dextre, último componente del Sistema de Manipulación Remota Canadarm, con el que Canadá participa en la estación espacial.

Kibo, que significa "esperanza" en japonés, está destinado a investigaciones de microgravedad y pretende abrir una nueva etapa en la exploración del espacio. Una vez finalizado, completará el núcleo de investigación de la ISS junto a los laboratorios estadounidense, ruso y europeo.

El astronauta japonés Takao Doi, que viajó en el Endeavour como especialista para la instalación de Kibo, demostró que un bumerán lanzado en un medio de microgravedad vuelve al punto de partida, al igual que sucede en la Tierra. La experiencia le había sido solicitada por su compatriota Yasuhiro Togai, campeón del mundo de bumerán, informó la Agencia de Exploración Espacial Japonesa (JAXA).

"Me sorprendió mucho constatar que volaba del mismo modo que en el medio terrestre", comentó Doi, de 53 años, en una comunicación con su esposa, en tierra, según el diario japonés Mainichi Shimbun.

Con su centro de investigación científica, Japón se une al proyecto de la ISS como miembro de pleno derecho junto a Estados Unidos, Rusia y Europa, cuyo laboratorio Colombus fue llevado en febrero por el transbordador Atlantis.

Una quinta y última salida está prevista para el sábado. El Endeavour se separará de la estación espacial el lunes y se prevé que aterrice el miércoles 26 de marzo en Florida (sur).

Contenido patrocinado

Otras noticias