Buscar

Correa cree que la pugna con Colombia podría agravarse

22/03/2008 - 17:37

QUITO (Reuters) - El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que las pugnas con Colombia podrían agravarse si se comprueba que un ciudadano de su país murió en el operativo militar colombiano que acabó con la vida de un líder guerrillero de las FARC.

El caso amenaza con dilatar el restablecimiento de las relaciones entre los dos países, en una creciente disputa que incluyó la ruptura delazos formales por la incursión de fuerzas colombianas en la jurisdicción ecuatoriana.

El incidente se produjo en medio de una operación militar contra la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia(FARC).

"En caso de que se verifique que hay un ecuatoriano muerto, eso sería extremadamente grave", dijo Correa en su intervención semanalpor radio, sin precisar las medidas que adoptará si se determina el fallecimiento de un ciudadano durante la violación territorial colombianadel 1 de marzo.

La operación ilegal de los efectivos colombianos provocó la muerte de más de 20 veinte personas, incluido el segundo al mando de lasFARC, Raúl Reyes, quien permanecía oculto en la selvática provincia ecuatoriana de Sucumbíos.

El cadáver de Reyes fue retirado por las fuerzas armadas colombianas junto con otro de una persona no identificada. Una familiaecuatoriana afirma que los restos corresponden al cerrajero Franklin Aizalia, por lo que Correa ordenó una investigación para corroborar odescartar esta versión.

El líder nacionalista aseguró que si se comprueba la muerte de Aizalia por parte de las fuerzas regulares del país vecino se emprenderáuna cruzada diplomática para que se sancione la acción, porque "no dejaremos ese asesinato en la impunidad".

El Ministerio de Relaciones Exteriores y la Fiscalía General de Ecuador confirmaron, por separado, que enviarán una delegación defuncionarios y familiares de Aizalia a la capital colombiana para dilucidar el caso a partir del lunes, con base en pruebas dactiloscópicas ygenéticas.

La incertidumbre se ha acrecentado porque el cadáver no reconocido fue atribuido inicialmente a un miembro de las FARC, pese a queposteriormente medios colombianos descartaron esa versión.

La incursión colombiana en territorio ecuatoriano desató una crisis regional, que se atizó con la intervención de Venezuela y Nicaraguapara respaldar a Quito. Ecuador rompió relaciones con Colombia por la operación y no las ha restablecido, pese a que la comunidadinternacional rechazó las acciones de su vecino.

Ecuador y Colombia comparten una frontera de casi 600 kilómetros que se ha convertido en escenario de operaciones de gruposirregulares, como guerrillas y cárteles de narcotraficantes.

Quito y Bogotá mantienen posturas divergentes respecto a los mecanismos para controlar y pacificar la zona.*.


Contenido patrocinado

Otras noticias