Todos

La retinopatía del prematuro grave aumenta el riesgo de discapacidad no visual en la niñez

Por Anne Harding

NUEVA YORK (Reuters Health) - Los bebés prematuros conretinopatía grave tienen alto riesgo de desarrollardiscapacidades no visuales en la niñez.

Mientras que los médicos ya no están tan preocupados por laretinopatía del prematuro (ROP, por su sigla en inglés) graveporque la enfermedad rara vez provoca ceguera, los resultados deun nuevo estudio demuestran que aún deberían preocuparse,según comentó la autora principal, doctora Barbara Schmidt, delHospital de Niños de Filadelfia.

"Observé que a algunos médicos la retinopatía grave lespreocupa menos que antes, o como debería, con nuestrosresultados", dijo por correo electrónico.

En una carta de investigación publicada en JAMA, el equipode Schmidt escribe que antes de la pesquisa y el tratamiento dela ROP, el 5 por ciento de los bebés con 1.250 gramos o menos depeso al nacer tenían una agudeza visual de 20/200 o menos a los5,5 años de edad.

"En esos niños, la gravedad de la retinopatía anticipaba unadiscapacidad funcional en distintos dominios", indica el equipo.

Los autores analizaron los datos del estudio Cafeína para laApnea del Prematuro sobre 1.582 niños a los que se les habíarealizado la pesquisa de la ROP.

Los investigadores los habían monitoreado hasta los cincoaños. El 6,5 por ciento de los bebés tenía ROP grave (enfermedadunilateral o bilateral de estadio 4 o 5 o un tratamiento deretina en por lo menos un ojo) y el 0,9 por ciento tenía cegueraen ambos ojos a los cinco años.

El 39,5 por ciento de los niños con ROP grave tenía por lomenos una discapacidad no visual a los cinco años, comparado conel 15,8 por ciento del grupo sin ROP grave.

El 14,9 por ciento del grupo con ROP y el 2,4 por ciento delgrupo sin ROP tenían más de una discapacidad no visual (ORasociada con ROP = 2,89 para por lo menos una discapacidad novisual y 6,98 para más de una discapacidad no visual; p<0,001).

En los niños con ROP grave, los trastornos motores, eldeterioro cognitivo y la hipoacusia grave eran tres o cuatroveces más comunes.

"La ROP grave sigue siendo un resultado adverso de laterapia intensiva neonatal con mal pronóstico para el desarrolloinfantil", dijo Schmidt. "Y lo es a pesar de que la ceguera porla retinopatía se puede prevenir en la mayoría de los bebés conla pesquisa y el tratamiento de retina oportunos", agregó.

Se desconoce por qué la retinopatía está asociada con lasdiscapacidades no visuales. "Las exposiciones adversas quepromueven la aparición de la retinopatía también afectarían eldesarrollo del cerebro inmaduro", explicó.

Y aconsejó: "Los padres deberían comprender que elseguimiento clínico del desarrollo durará varios años. Sus hijospodrían crecer sin problemas, pero el riesgo de que desarrollenalgún trastorno sigue siendo alto con respecto del riesgo de losbebés prematuros sin retinopatía grave".

FUENTE: JAMA, 2014.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin