Todos

Cómo 'The Walking Dead' o 'NCIS' ayudaron a que Donald Trump fuera presidente

  • Deep Root es una plataforma de gestión de datos para orientar la publicidad
  • 'The Walking dead' interesa a personas que se preocupan por la inmigración
  • Los espectadores de NCIS suelen ser contrarios al Obamacare
Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos. Imagen: Archivo

Donald Trump salía elegido presidente de los Estados Unidos el 8 de noviembre. Fue una sorpresa para el mundo entero, ya que las encuestas apuntaban a que su rival demócrata, Hillary Clinton, se haría con los mandos de la Casa Blanca. La campaña del magnate inmobiliario ha estado marcada por la polémica: declaraciones machistas, antisemitas, xenófobas... Pero también ha tenido un trabajo de fondo que ahora ha salido a la luz gracias a las declaraciones de su yerno, pieza clave del éxito de Donald Trump, en Forbes. Jared Kushner cuenta cómo se sirvió de series como The Walking Dead o NCIS para hacerle presidente. Especial | Elecciones en Estados Unidos.

Jared Kushner es el marido de Ivanka, una de las hijas del primer matrimonio de Donald Trump. Kushner es un empresario (judío) de 35 años que desde muy joven se hizo cargo de los negocios de la familia. El joven ha sido principalmente el precursor del éxito del nuevo presidente de Estados Unidos. Gracias a sus conocimientos en nuevas tecnologías, en redes sociales, en medios de comunicación y a la ayuda de Silicon Valley, Clinton fue derrotada, pese a todo pronóstico.

Kushner se inclinó por una nueva estrategia, basada en las redes sociales, que cambiará la forma en que las próximas elecciones se desarrollarán. La campaña Trump investigó la adaptación de mensajes y la manipulación de los sentimientos. "Llamé a algunos de mis amigos de Silicon Valley, a algunos de los mejores expertos digitales del mundo, y les pregunté por cómo hacer que esto funcionara", dice Kushner.

En un primer momento, Kushner se dedicó a conseguir mejoras para promover la venta de merchandising relacionada con Trump a través de Facebook. "Llamé a alguien relacionado con una de las compañías tecnológicas con las que yo trabajo, y les pedí que me dieran un tutorial sobre cómo usar la micro-orientación de Facebook", relata Kushner. Después de aplicar lo que le habían enseñado, pasaron de vender 8.000 dólares en diferentes artículos al día a más de 80.000. El siguiente experimento que hizo Kushner fue gastar 160.000 dólares para viralizar unos vídeos grabados por Trump con escasa tecnología, en los que el magnate hablaba de política. En poco tiempo generaron más de 74 millones de visitas.

La clave del triunfo de Donald Trump

En junio, Trump fue nominado oficialmente como candidato del Partido Republicano y Kushner estructuró lo que quedaba de campaña, la parte fuerte, con el objetivo de maximizar el rendimiento de cada dólar gastado. Hasta mediados de octubre, la campaña de Trump había gastado casi la mitad de lo que había gastado Clinton.

Después, el equipo de Kushner se puso manos a la obra y contrató a socios como Cambridge Analytica para mapear los universos electorales e identificar qué partes de la estrategia de Trump eran más importantes: el comercio, la inmigración o el cambio.

Utilizando herramientas como Deep Root, una plataforma de gestión de datos para orientar mejor la publicidad televisiva que permite llegar a la audiencia correcta con el mensaje correcto generando un mayor retorno de su presupuesto publicitario, fueron capaces de relacionar programas de televisión populares con bloques específicos de votantes. De este modo, pudieron determinar, por ejemplo, que series como The Walking dead interesan a personas que se preocupan por la inmigración. O que los espectadores de NCIS suelen ser contrarios al Obamacare. Kushner hizo una herramienta de geolocalización personalizada que trazaba la densidad de localización de 20 tipos de votantes a través de una interfaz de Google Maps.

Esta estrategia hizo mucho más eficaz la maquinaria de propaganda de la campaña de Trump que, en lugar de simplemente disparar sus mensajes en horario de máxima audiencia esperando que llegase al máximo número de gente posible, se centró en que mensajes específicos llegaran a los oídos de los espectadores proclives a aceptarlos. Los anuncios ineficaces fueron eliminados. La campaña estaba enviando más de 100.000 anuncios de forma única a los votantes específicos cada día. Finalmente, Trump recaudó más de 250 millones de dólares en cuatro meses, en su mayoría de pequeños donantes.

Jared Kushner ha despertado interés público por las paradojas que representa. Valora la apertura y la inclusión, pero ha formado parte de una campaña que prometió fronteras cerradas, protección comercial y exclusión religiosa. Es descendiente de 'donantes' demócratas, pero ha dirigido una campaña republicana. Es nieto de supervivientes del Holocausto, pero sirve a un hombre que ha abogado por la prohibición de los refugiados de guerra.

Las respuestas de Kushner a estos conflictos se reducen a una convicción central, su fe inquebrantable en Donald Trump. "Sólo sé que muchas de las cosas que la gente dice de él no son verdaderas. Conozco su carácter. Sé quién es y, obviamente, no lo habría apoyado si pensara lo contrario. Si el país le da una oportunidad, se dará cuenta de que no tolera la violencia".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin