Todos

Muere el actor y cómico Jerry Lewis a los 91 años

El actor y cómico estadounidense Jerry Lewis ha fallecido este domingo a los 91 años rodeado de su familia en su hogar.

Lewis, recordado especialmente por célebres obras como El profesor chiflado, El botones o El terror de las chicas. 

El cómico ha tenido problemas de salud en los últimos años. Estuvo ingresado en el pasado mes de junio por una infección, de la que se recuperó adecuadamente. Sufrió otras hospitalizaciones en 2012 por su nivel de azúcar en la sangre y por cansancio extremo un año antes.

Familia de comediantes

Nacido el 16 de marzo de 1926 en Newark (Nueva Jersey, EEUU), Lewis no tuvo que buscar muy lejos para encontrar su inspiración, ya que sus padres se dedicaban a los espectáculos de variedades.

Lewis alcanzó por primera vez la gloria junto a Dean Martin, con el que desde 1946 triunfó ahí donde se subió a un escenario para formar una de las parejas más memorables del humor estadounidense. Dean Martin jugaba a ser el elegante del dúo, especialmente cuando cantaba, mientras que Jerry Lewis ejercía el papel del loco imprevisible en unos espectáculos totalmente abiertos a la improvisación.

Pero tras diez años de éxitos demoledores en los teatros y en el cine, gracias a filmes como Sailor Beware (1952) y Pardners (1956), el 24 de julio de 1956 Dean Martin y Jerry Lewis dieron su último espectáculo como pareja artística en el club Copacabana de Nueva York.

"La noche rápidamente asumió la magnitud de un gran evento. Después de todo, durante la década anterior, 'Martin & Lewis' habían deleitado a Estados Unidos y al mundo. Habíamos sido amados, idolatrados, deseados. Y entonces cerramos el telón de la fiesta", recordó Jerry Lewis en su libro Dean and Me (A Love Story), escrito junto a James Kaplan.

Emerge el hombre orquesta

Y cuando apareció la incertidumbre sobre si sobreviviría sin su compañero de aventuras, emergió un Jerry Lewis convertido en hombre-orquesta de las carcajadas y autor total con un afilado instinto para engatusar al espectador.

Actor, director, productor y guionista, Lewis dio rienda suelta a su creatividad delante y detrás de la cámara en una serie de títulos inolvidables para el estudio Paramount. Con un uso muy hábil de la música, la comedia visual y espontánea de Lewis, frenética a veces, ingeniosa casi siempre, marcó una filmografía en la que sobresalen filmes como The Bellboy (1960) y El profesor chiflado (1963).

En el documental de elocuente título Method to the Madness of Jerry Lewis (2011), que repasaba la trayectoria del comediante, Lewis subrayó la relevancia en su humor del ritmo, del "tempo", un ingrediente crucial y eléctrico para sus disparatadas películas.

A partir de los años 70 fue bajando progresivamente su popularidad pero nunca abandonó el mundo del espectáculo: en 1982 participó con gran éxito en "The King of Comedy", de Martin Scorsese, y en los años noventa se atrevió con el musical "Damn Yankees" en Broadway.

Lewis había cumplido nueve décadas tras superar numerosos problemas de salud (enfermedades coronarias, depresión y fibrosis pulmonar, por ejemplo) y, aunque cada vez fue limitando más sus apariciones, su nombre volvió recientemente a la gran pantalla con un papel secundario en el filme The Trust, junto a Nicolas Cage y Elijah Wood.

Reconocimientos como la Legión de Honor en Francia (1984), un país que alabó especialmente su trabajo, o el León de Oro a su carrera de la Mostra de Venecia (1999), representan sólo una pequeña parte de los logros de un artista rendido sin remedio al poder de la risa.

"Comedia, humor, llámalo como prefieras, es a menudo la diferencia entre la cordura y la locura, la supervivencia y el desastre, incluso la muerte", señaló Lewis en The Total Filmmaker. "Es la válvula de seguridad emocional del ser humano. Si no fuera por el humor, el hombre no sobreviviría emocionalmente", finalizó.

comentariosforum5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Corky
A Favor
En Contra

Era un grande, el hijo del viento le llamaban. Inovidables sus duelos con el canadiense Ben Johnson.

Puntuación -10
#1
DEP
A Favor
En Contra

GRACIAS POR HACERME REIR CUANDO ERA NIÑO

Puntuación 18
#2
DEP
A Favor
En Contra

No me gusta insultar en internet, pero esta vez no puedo evitarlo. Eres idiot.a, Corky.

Puntuación 5
#3
Sancor
A Favor
En Contra

a mi tampoco, pero el 3# DEP es un excremento y su madre ni te cuento.

Puntuación -6
#4
Usuario validado en elEconomista.es
isidoroher
A Favor
En Contra

Gracias por tu profesor chiflado y los grandes momentos que nos hiciste pasar.

Respecto a los señor Corky (nº1), recordarle que no se habla de Carl Lewis, el atleta, si Vd no tiene cultura, le recomiento que utilice Google.

Puntuación 1
#5