Buscar

Donald Trump y Kim Jong-un mienten, no existe el botón nuclear

4/01/2018 - 12:50
  • Ambos líderes intercambiaron amenazas esta semana sobre sus "botones"
  • Kim Jong-un aseguró que su país tenía el botón de lanzamiento en su escritorio
  • Donald Trump no se hizo esperar y amenazó a través de su cuenta de Twitter
Imagen: Pixabay

El actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y el líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-un, intercambiaron amenazas esta semana sobre el tamaño, la potencia y la funcionalidad de sus "botones nucleares".

Durante el tradicional discurso de año nuevo, el líder norcoreano aseguró que su país había "completado" sus fuerzas nucleares y que tenía el botón de lanzamiento sobre su escritorio. La respuesta de Donald Trump no se hizo esperar y amenazó a través de su cuenta de Twitter con el alcance y poder del armamento nuclear estadounidenses.

"Kim Jong-un ha dicho que tiene un botón nuclear en su escritorio. ¿Podría alguien de su hambriento y mermado régimen decirle que también tengo un botón, pero que el mío es más grande, potente y que funciona?", ha aseverado el estadounidense a través de Twitter.

Ambos líderes mienten; no existe ningún botón nuclear

El cruce de amenazas trajo de nuevo la conocida metáfora del botón nuclear: un supuesto dispositivo de color rojo con el que los presidentes de las naciones con armas atómicas podrían desencadenar el fin del mundo.

La idea de que un jefe de Estado tiene un botón en su despacho -comúnmente se cree que es de color rojo- y que lo puede presionar en cualquier momento para iniciar una guerra nuclear ha ocupado un lugar significativo en el imaginario de millones de personas en todo el mundo desde la Guerra Fría.

Sin embargo, y más allá de la poderosa imagen que hemos podido ver numerosas veces en películas y dibujos animados, lo cierto es que tal "botón nuclear" no existe ni nunca existió; es una expresión que se usa para atacar y dar miedo a los oponentes.

Cabe destacar que el protocolo para realizar un ataque de este índole es más complicado de lo que parece a simple vista. El alcance y peligrosidad de una bomba nuclear implica a una gran cantidad de personas que podrían incluso frenar el mandato presidencial.

Por mucho que amenace Trump, lo cierto es que el lanzamiento de un arma nuclear no podría autorizarse sólo por su decisión, y la misma corresponde a un grupo de militares que limitan sus decisiones.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0