Buscar

Los perezosos no son vagos (y otros mitos que desconoces sobre animales)

26/04/2018 - 13:56
  • Mitos sobre la naturaleza que resultan muy difíciles de extirpar de nuestra cultura
  • El cine, los refranes y los dibujos animados han alimentado algunas de estas ideas
Más noticias sobre:
Perezoso descansando. Imagen: Gettyimages

Si bien muchas películas están protagonizadas por animales antropomórficos que hablan, existen una serie de ideas erróneas sobre la naturaleza que arrastramos en una colección de mitos que resultan muy difíciles de extirpar de nuestra cultura.

El cine, los refranes, los estereotipos y los dibujos animados han alimentado algunas ideas sobre animales que se repiten de generación en generación sin el menor atisbo de duda. Nadie sospecha que un elefante huirá de un ratón o que los avestruces esconden la cabeza cuando tienen miedo.

Sin embargo, ¿son ciertas estas historias? Hoy recopilamos algunos de los mitos falsos más repetidos sobre algunos animales.

A los ratones no les encanta el queso

Nunca habrías imaginado lo que puede pensar el agudísimo sentido del olfato de los ratones de algunos de los quesos más curados, fuertes y olorosos. Desde siempre hemos asociado a estos roedores con el queso cuando, sin embargo, prefieren para su dieta alimentos mucho más dulces como la fruta o insectos y granos.

Los avestruces no entierran la cabeza cuando tienen miedo

En numerosas ocasiones los dibujos animados nos han enseñado que, en caso de peligro, un avestruz entierra su cabeza en la arena. A pesar de ello, este comportamiento es debido a que el animal espera que, conservando su cuello a ras del suelo, su enemigo lo confunda con un arbusto.

Los perezosos no son vagos

Más que cualquier otro animal, los perezosos se han convertido en sinónimo de pereza. No obstante, la realidad es que estos animales tienen un sistema digestivo notablemente lento y una dieta baja en calorías, por lo que gastan la menor cantidad de energía posible; no por pereza, sino por instinto de supervivencia.

Los elefantes no tienen miedo a los ratones

Al igual que el mito del avestruz, se trata de una leyenda con poco sentido común si se piensa detenidamente. Que el mamífero más grande pudiera asustarse por un simple ratón no sería muy lógico, por muy divertido que sea de ver en las películas Disney.

Los toros no se enfurecen con el color rojo

Esta leyenda sin duda alguna está promovida por los dibujos animados, por las corridas de toros y el capote colorado de los toreros. Pero no, el toro no se enfurece con el color rojo. Si embiste es por los movimientos del diestro.

Los peces no tienen mala memoria

Todos alguna vez hemos escuchado aquello de que los peces solo tienen 3 segundos de memoria. Sin embargo, no es cierto; tienen una memoria que puede remontarse a varios meses e inclusive tienen la capacidad de aprender algunos trucos.

Los camaleones no cambian de color para mimetizarse con el entorno

La verdad de este mito es que los camaleones cambian de color por su salud, la temperatura ambiental, la luz o el humor que tengan. Hay algunas especies que adquieren colores brillantes para atraer a la hembra; mientras que algunos camaleones cambian su color a negro cuando hace frío para absorber mejor la luz del sol, o a blanco si tienen calor.

Comentarios 0