Opinión

La eternidad es la próxima semana

Pedro Sánchez durante el discurso. Imagen: Elisa Senra

El candidato socialista Pedro Sánchez ha pronunciado este martes un discurso de investidura con tres ejes fundamentales. Así ha sido su intervención.

El primero, al que ha dedicado un 40% casi del tiempo total de su intervención, ha sido descalificar políticamente a Mariano Rajoy y a su gobierno. Lo ha hecho tras comenzar su tiempo resaltando que los españoles no quieren un debate de investidura con descalificaciones. Su sentencia más agresiva, dirigida al presidente en funciones, ha sido ésta: "El poder no es una propiedad", insinuando que en éstos últimos cuatro años se ha ejercido en España un poder absolutista sin control parlamentario y escasa vocación democrática.

En segundo lugar ha tratado de agradar a su socio de investidura, Ciudadanos. Las constantes alusiones a este partido y los oportunos contraplanos de la realización para hacer visible el asentimiento de Albert Rivera, confirman que este acuerdo goza de buena salud... al menos hasta la noche del viernes. Ha habido sin embargo algunos puntos del pacto que quedan fuera del discurso, como el párrafo de la supresión de las Diputaciones Provinciales, y otros que entran sorpresivamente como la revitalización de la Ley de Memoria Histórica que a Rivera ha debido encantarle.

La tercera pata del discurso es la presión a Podemos para que permita la investidura con la abstención de su grupo o el voto favorable. Para ello Sánchez ha hecho constantes guiños de carácter social, remarcando en su oratoria lo que debería ser apoyado por Iglesias y los suyos. La sentencia de que todas estas reformas podrían ponerse en marcha la semana próxima es un recurso parlamentario inteligente pero poco eficaz. Escuchando a los portavoces de Podemos y sus confluencias, de nada ha servido esa presión.

Sánchez se ha declarado orgulloso de haber cumplido los objetivos de la sesión de investidura, y ese es el mejor resumen de su intervención. Su figura ha crecido, se ha afianzado al frente de su partido y da la sensación de estar en el centro del tablero.

Relacionados

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

la eternidad o el paro
A Favor
En Contra

Mantener el pacto que ha suscrito con C's no va a ser tarea fácil por como lo están llevando.

No se pueden mandar a las formaciones documentos a la carta.

Puntuación 0
#1