Oriente Medio

Niños masacrados: ¿dónde está el límite en las imágenes?

Civiles muertos en siria, cubiertos por sábanas.

La última matanza de 92 personas en la localidad siria de Hula encierra en su interior un dato aún más espeluznante: de esos civiles, 32 eran niños. Una fotografía tomada por una agencia de noticias europea pone rostro a las últimas víctimas del régimen de Bashar Al Assad. Sin embargo, ¿dónde está el límite?

Los conflictos bélicos producen, día tras día y a un volumen inabarcable, terroríficas imágenes de la violencia más cruda. Algunas de estas instantáneas nunca llegarán a los ojos del público, ante el enfado de los fotógrafos y corresponsales de guerra, que suelen insistir en la necesidad de mostrar la realidad menos azucarada.

Otras de estas imágenes, por el contrario, consiguen llegar y colarse no sólo dentro de las páginas de los periódicos, o en la información interior de la prensa digital, sino hasta las mismas portadas, en sus zonas de más visibilidad.

Esto es lo que ha pasado con la terrible imagen recogida por una agencia de noticias europea de decenas de niños que yacen muertos, sobre el suelo y boca arriba, víctimas del último ataque de las fuerzas de Damasco sobre civiles la localidad de Hula, cercana a Homs.

Los niños no alcanzan los cuatro o cinco años de edad, y sus ropas de tonos infantiles y sus rostros se clavan aun echando un rápido vistazo. Si el horror y la injusticia pudieran definirse en una imagen, bien podría tratarse de ésta.

¿Dónde está el límite?

Periódicos españoles como El País o El Mundo no han tenido ningún reparo en publicarla en sus ediciones digitales y de papel. El primero, incluso la ha exhibido durante horas en la parte alta de su portada 'on line'. Este gesto conduce fácilmente a la pregunta de dónde está el límite en la información, o si, de hecho, existe.

En los últimos años, la sociedad española ha asistido a una relajación de los límites de su intolerancia en este tipo de situaciones, quizá tras haber sufrido el 11M con sus consecuencias informativas, en especial, a nivel de publicación de imágenes. En aquellos días se rebasaron todos los bordes establecidos.

Pero la tendencia continúa. Las redes sociales, la cultura tecnológica global y el auge del individualismo occidental, en cierto modo, fomentan que las sociedades más desarrolladas se encuentren bajo el efecto de una extraña anestesia que nos hace invulnerables a todo lo que vemos a través de pantallas. Cada vez es más difícil impresionarnos y cada vez nos afectan menos las imágenes, por horribles que sean. Esta pudiera ser la tesis.

¿Es por esto que ya no hay límites? Vuelvan a echar un vistazo a la fotografía de los niños masacrados y respóndanse ustedes mismos.

Relacionados

comentariosforum7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

zalo
A Favor
En Contra

En casos tan brutales como este la pregunta no es ¿dónde está el límite de las imágenes?...la pregunta es ¿qué pueden hacer los gobiernos del mundo para poner freno a este tipo de barbaridades?

Puntuación 14
#1
YO
A Favor
En Contra

La realidad es la que es, por mucho que se censuren las imágenes.

Puntuación 6
#2
A Favor
En Contra

Yo tengo un trauma y conozco a gente que le ha pasado lo mismo por este tipo de imagenes. La realidad es la que es pero no tenemos porque sentarnos cada dia a comer viendo lo peor que pasa en este mundo porque tambien pasan cosas buenas, no es sano.

Puntuación -7
#3
Hasti
A Favor
En Contra

La realidad es así de dura, y si alguien se traumatiza por verla retratada debe ser porque ha vivido poco. Hay otras razones para este rechazo, pero no deseo herir a nadie. La verdad debe salir a flote y ser conocida en toda su crudeza por todos, incluido los niños, a los que los padres (en ocasiones, adultos que se vuelven medio estúpidos al tener descendencia)sobre protegen, haciéndoles creer en un mundo parcial y fragmentado que en realidad no existe.

Puntuación 0
#4
CDC
A Favor
En Contra

Esos niños tenían la edad de mi pequeño, esos niños tenían padres indefensos.

Ahora es cuando quiero dar un puñetazo encima de la mesa, ahora quiero saber donde están los americanos, los ingleses o los franceses? donde está la otan.

Ahora es cuando sin más dilación quiero ver desembarcos aviones de combate y misiles echando a tiros esa panda de asesinos.

Hay tiempo para el diálogo, hay tiempo para la paciencia, pero ese no es ese momento.

Y no me hagan perder el tiempo con estupideces sobre la foto. lo importante es lo sucedido, no me sean frívolos.

Puntuación 2
#5
no van bien
A Favor
En Contra

supongo que igual Siria no tiene iguales recursos que Irak u otras naciones geoestratégicas que puedan interesar a usa y al resto de super europa. De ser una nación facilmente explotable económicamente o de algún otra manera, ya habría intervenido Naciones Unidas y/o Usa con sus super aliados, cosa que no ha pasado.

Por otro lado, un gobierno que atenta contra su propia población queda totalmente delegitimizado para su buen gobierno, y no es digno de representar a su pueblo.

Puntuación 0
#6
a
A Favor
En Contra

Gervasio Sánchez, fotógrafo de fotos como ésta, discute que se le dé tanta importancia a la crudeza de la foto y no se cuestione la crudeza que se vive en esas zonas.

Puntuación 0
#7