Oriente Medio

Netanyahu asegura que la llegada de Trump abre un nuevo período para Israel

  • La expansión de los asentamientos en Cisjordania es solo "una muestra"
Trump y Netanyahu. Imagen: Reuters.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aseguró hoy en el Parlamento israelí (Kneset) que la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca abre un nuevo período para la política israelí, de la que la reciente aprobación de la expansión de los asentamientos en Cisjordania es solo "una muestra".

"Vamos a hacer muchas cosas de manera diferente" después de que Israel "haya sufrido" durante los ocho años de presidencia de Barack Obama la política de "ni un ladrillo", dijo Netanyahu en una sesión de control en la cámara legislativa, en referencia a la postura crítica de la anterior administración estadounidense con las colonias, informó el diario Times of Israel.

Dos días después de que se entrevistara con Trump y acordaran una reunión en febrero en Washington, Netanyahu autorizó un paquete de 2.500 unidades residenciales que se construirán en su mayoría en grandes bloques de asentamientos judíos en Cisjordania, ocupada por Israel desde la Guerra de los seis días, de 1967.

"Volvemos a una vida normal en Judea y Samaria (nombre bíblico de Cisjordania)", declaró el titular israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, con respecto a la medida.

Seguía al anuncio hecho el domingo de otras 566 nuevas casas en Jerusalén oriental, en el mismo día en que el jefe del Gobierno israelí prometió levantar las restricciones para ampliar los bloques de colonias en esta parte de la ciudad y que hasta ahora había mantenido inalterados por la presión de la comunidad internacional.

Los palestinos, la Unión Europea y la ONU, entre otros, se apresuraron a condenar la medida y mostraron su preocupación ante el avance las políticas de colonización israelíes que amenazan la viabilidad de la solución de los dos estados, uno israelí y otro palestino, en la que trabaja la comunidad internacional.

El pasado 23 de diciembre, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la resolución 2334 en contra de las colonias gracias a la abstención de EE.UU., el tradicional aliado de Israel que en el último período se mostró más duro con su política expansionista.

Sin embargo, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca ha supuesto un giro en la postura de Washington, pues el nuevo presidente estadounidense ha mostrado su simpatía hacia el gobierno de Netanyahu, cuyo sector más nacionalista confía en que será más tolerante con la política de colonización.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin