Otros deportes

Quinto lugar del atletismo cubano en Valencia alimenta esperanza para Pekín

El quinto lugar del atletismo cubano en el mundial en sala de Valencia deja un "buen sabor" y resulta "sumamente reconfortante", a sólo cinco meses de los Juegos Olímpicos de Pekín, opinó este lunes el diario oficial Granma.

"Atletismo cubano regaló un buen sabor mundialista", tituló Granma, al subrayar que el quinto lugar que ocupó Cuba por medallas y por puntos -oro, plata y bronce- es su "faena más encumbrada" en los mundiales bajo techo del actual siglo.

Es "sumamente reconfortante" que entre la flor y nata del atletismo universal (cifra récord de 159 países) aparezca el nombre de Cuba, que con apenas 11 integrantes sólo fue aventajada por Estados Unidos, Rusia, Etiopía y Gran Bretaña, añadió.

Destacó que el desempeño de los cubanos también representa una muestra del "saludable inicio" de su preparación de cara a la cita estival.

"Y pudo ser mejor", estimó, al remarcar la "novatada" que pagó el vallista Dayron Robles, quien "en su serie preliminar falló en el ABC de cualquier competidor": "realizar su faena y dejar a los jueces la suya".

Robles, dueño de ocho de los 10 mejores registros del año en los 60 m con vallas, incluido el de 7.33 s -a solo tres centésimas del primado universal- "no corrió al interpretar una salida en falso" y fue eliminado.

Ante su fracaso, fueron los triplistas quienes se llevaron el protagonismo, con el cetro "valientemente" alcanzado en su último intento por Yargelis Savigne (récord regional de 15.05 m), y David Giralt, subtitular con su mejor marca bajo techo (17.47 m).

La otra medalla de Cuba fue el bronce de Anay Tejeda (60 con vallas).

Granma llamó, no obstante, a "no lanzar campanas al vuelo", pues "si bien la cúpula del atletismo estuvo en Valencia", hubo algunos "estelares que optaron por preservarse" para Pekín.

bur/rd/ev

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin