Buscar

En la pista no hay amistad que valga, dice Blake a Bolt

1/08/2012 - 15:18

LONDRES (Reuters) - Hace cuatro años, Yohan Blake acababa de salir del instituto y en su casa de Jamaica vio a Usain Bolt maravillar al mundo en los Juegos Olímpicos de Pekín.

Pocas semanas después, el joven se unió al campo de entrenamiento de Bolt, en el que desarrolló su capacidad hasta el punto de que muchos creen que ahora puede terminar con el reinado de su compatriota en los 100 metros lisos.

Los atletas, que tienen una diferencia de edad de tres años, siguen entrenando juntos con el técnico Glen Mills y siguen siendo un par de amigos que comparten la pasión por el cricket.

El temible apodo de Blake, "La Bestia", fue acuñado por Bolt en reconocimiento del apetito del joven velocista por los entrenamientos.

Pero cuando los jamaicanos salten a la pista el 5 de agosto para la final de los 100 metros, no habrá consideraciones por la reputación ni amistad.

"Soy amigo de Usain, hacemos bromas a diario en los entrenamientos. Siempre nos divertimos cuando entrenamos", dijo el miércoles en rueda de prensa Blake, de 22 años.

"Gane quien gane vamos a seguir siendo amigos, tenemos una buena química, pero en la línea de salida las cosas van a ser diferentes (...) Son negocios. Cada uno por su lado", aclaró.

Blake dijo que está cumpliendo un "sueño" al competir en sus primeros Juegos en Londres, pero descartó la idea de que la experiencia olímpica de Bolt pueda darle ventaja.

"La experiencia, para mí, no funciona", dijo rotundamente.

Blake entró en la escena internacional al conquistar el título de los 100 metros lisos en los Mundiales de 2011, en una carrera que, según el atleta, le hizo ganar mucha confianza.

"Daegu me dio confianza, pese a que Usain Bolt no estaba en su mejor momento", apuntó.

De hecho, Bolt ni siquiera corrió tras ser descalificado en la final por una salida en falso, lo que llevó a Blake a conquistar su primer título internacional.

Blake, que refrendó lo hecho en Corea del Sur logrando la segunda mejor marca de todos los tiempos en los 200 metros -obviamente por detrás de Bolt-, llegó a 2012 lleno de confianza.

Se postuló como candidato para derrotar a Bolt en las finales olímpicas de 100 y 200 metros tras imponerse en las pruebas clasificatorias de Jamaica. En ese momento cruzó la meta en 9,75 segundos en los 100 metros, su mejor marca personal.

Poco después Bolt dijo que había tenido problemas físicos, pero Blake no deja que nada oscurezca su logro.

"Un triunfo es un triunfo", destacó.