Otros deportes

Ciclismo.- Manzano: "Nunca he consumido cocaína"

"Con Belda a buenas todo es risas, si está de malas se caga en tu padre"

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El ex ciclista Jesús Manzano ha explicado su salida del equipo Kelme a finales de 2003, en el que sufrió un desfallecimiento en el Tour de Francia y otro en la Vuelta a Portugal, y ha contestado a Vicente Belda, su ex director que "a malas se caga en tu padre" y que le acusó de "indisciplinado", de haberle despedido por quejar del consumo de sustancias dopantes.

Belda dio su versión del asunto durante el juicio oral de la Operación Puerto. "No iba a renovar el contrato porque era un indisciplinado total y automáticamente no encajaba. Tuvo la fatalidad de que falleció su padre adelantada la temporada. A partir de ahí, recibí llamadas, lloros por parte de su madre para que no le dejáramos tirado y lo renovásemos. Al patrón, Pepe Quiles, se le ablandó el corazón y le renovó dos años. No tuvo ningún problema de hematocrito", dijo el ex director Belda durante su declaración, sumándose a las revelaciones de Eufemiano Fuentes, que dijo haberse negado a tratar a Manzano porque "consumía cocaína".

Este miércoles, el ex ciclista ha negado haber consumido "nunca" cocaína y, tras relatar durante el juicio las autotransfusiones a las que se sometió con Eufemiano Fuentes y con conocimiento por parte de Belda, explicó cómo fue su salida del equipo Kelme tras lo ocurrido en la penúltima etapa de la Vuelta a España de 2003.

"Salgo por enfrentarme a Belda en varias ocasiones. Después de aquella etapa, subió a mi habitación y yo estaba con una chica. Con Belda no hay opción de hablar, si está de buenas todo es risas y si está de malas se caga en tu padre", explicó Manzano, provocando que la jueza, Julia Patricia Santamaría, le reprendiera por su lenguaje.

El madrileño aseguró que "hubo una serie de discrepancia después de lo del Tour", donde sufrió un desfallecimiento en plena etapa, y aseguró que en el Kelme "si te negabas a doparte era causa de expulsión inmediata", por lo que los ciclistas se reunieron con Belda y con el patrón, Pepe Quiles, para reclamarle "más control y medicamentos en mejor estado".

"Te dicen: 'Esto es lo que hay, si no lo acatas al año siguiente automáticamente vas a la calle'. Me intentaron recuperar como ciclista. En la Vuelta a España tenía tendinitis y ellos venga a infiltrarme y a infiltrarme. Llegó un momento en el que ya no volví a ser el que era. Desde el Tour mi rendimiento no volvió a ser igual, ni entrenando ni en las carreras. Llegué a un acuerdo forzado de rescisión. Forzadamente y manipuladamente firmé la carta de libertad", lamentó.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin