Otros deportes

La fiscal acredita la participación de los acusados "en un delito continuado"

Madrid, 15 mar (EFE).- La fiscal del juicio de la Operación Puerto, Rosa Calero, considera acreditada la participación de todos los acusados, excepto Vicente Belda, en lo que ha calificado "un delito continuado" contra la salud pública, en el que Eufemiano Fuentes ejercía como el "verdadero alma de todo el entramado".

En su informe final, Calero se refirió a los médicos Eufemiano Fuentes, su hermana Yolanda, el director deportivo Manolo Saiz y el entrenador Ignacio Labarta, para los que pide la sanción de prisión de dos años. Sin embargo quedó excluido de referencia y sanción Vicente Belda, el quinto acusado.

"Nadie puede poner en duda que Fuentes era el verdadero alma de todo este entramado. Su autoría principal viene corroborada por las pruebas realizadas y la documental encontrada a él y a Alberto León. Éste último, en su detención, llevaba una visa a nombre de Eufemiano Fuentes, y se encargaba de la intendencia", señaló la fiscal como conclusión de su informe.

Yolanda Fuentes, dijo la fiscal, "no deja de ser la sucesora de Eufemiano en el equipo. Aunque en su declaración trató de justificar su actuación, no solo le sucede, sino que hemos oído conversaciones francamente expresivas. Está demostrado que era partícipe. Si no, no tendrían sentido esas conversaciones".

"Ignacio Labarta es un autor igual en paridad con Eufemiano Fuentes y Yolanda. Las conversaciones entre ellos son diarias, era un auténtico director de toda esta actividad. Los ciclistas seguían sus indicaciones y por su trabajo lograba grandes emolumentos. Su autoría queda perfectamente clara", señaló.

Sobre el exdirector deportivo Manuel Saiz, la fiscal explicó que, aunque sale escasamente en las conversaciones intervenidas y "en los seguimientos no se le ve", hay indicios para su condena.

"Saiz estaba absolutamente al corriente de las actuaciones y permitió que se produjeran. La mayoría de los calendarios son del Liberty, los corredores las han reconocido y han dicho que Saiz les enviaba los calendarios",aseguró.

Según la fiscal, el objetivo de la cita entre los protagonistas principales de la Operación Puerto que dio lugar a las detenciones el 23 de mayo de 2006 era el pago de la deuda que el director mantenía con el médico canario, "aunque se trató de justificar de otra forma".

"Lo cierto es que la cantidad que se interviene es de 42.000 euros, pero también había francos suizos y dólares australianos, monedas que se corresponden a las nacionalidades de los ciclistas de su equipo", dijo la fiscal.

La deuda de Saiz "venía del caso de Isidro Nozal, como declararon en la instrucción. Él era el que indicaba cuando eran los 'festivales' y hacía de mediador al realizar los pagos".

La representante del Ministerio Público concluyó el informe proponiendo "limpiar de una vez la imagen del deporte español, que parece que siempre está cuestionada".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin