Otros deportes

Dopaje.- El abogado de Belda vapulea a Manzano: "Es el testigo más indigno de credibilidad que he visto nunca"

La defensa de Vicente Belda en el juicio oral de la Operación Puerto, encarnada en el abogado Julián Pérez-Templado, se ha centrado durante el informe final en vapulear a el ex ciclista, una de las partes de la acusación que con sus "continuas mentiras" se reveló como "el testigo más indigno de credibilidad" nunca visto por el letrado tras "muchos años de experiencia profesional".

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

"Lo digo tras muchos años de experiencia profesional: no he visto un testigo más indigno de credibilidad que Manzano, con toda la contundencia. El móvil que le mueve es la venganza, el odio y el resentimiento. Su propio letrado no lo negó. El otro móvil es económico. Calibró perfectamente sus paso, sabía que doparse no era delito en su momento y sencillamente persigue lucrarse", denunció el abogado.

El enfrentamiento dialéctico de testimonios entre el imputado Vicente Belda, antiguo director del equipo Kelme, y el testigo pupilo, ex ciclista que compitió a sus órdenes, se ha trasladado esta semana al duelo entre sus abogados, que quizá han proferido las palabras más agrias en dos meses de juicio.

Este viernes era el turno de Pérez-Templado, que se dedicó a desmigar las "mentiras" expuestas por Manzano en su testimonio. "Es inconcebible que alguien durante tres años esté ingiriendo productos dopantes obligado, es una teoría descabellada. Ángel Vicioso negó que Belda y Labarta le obligaran y Manzano decía que esa ingesta se extendía a todo el equipo", recordó.

En cuanto al "supuesto desfallecimiento en el Tour" de 2003, que el ex ciclista atribuyó al dopaje, el letrado recordó que "el diagnóstico de las pruebas médicas" arrojó como detonante "un golpe de calor", algo que ve "lógico en el mes de julio y en un día de especial calor.

Respecto a la supuesta reinfusión realizada a Manzano por Eufemiano Fuentes durante la Vuelta a Asturias 2003, el abogado recordó que aquella carrera "no pasó por Oviedo", como había dicho el ex ciclista citando el Hotel Reconquista ovetense como lugar de los hechos. "Es un hotel impropio de un equipo ciclista. Pasó por Gijón y el Kelme se alojó aquel día en el Begoña Park", contrapuso.

Además, reseñó que "lo único cierto y acreditado es que pasados 13 años no ha podido acreditar ningún daño". "Lleva con esa historia desde 2004, va para un tiempo ya, tiempo ha tenido para tener alguna documentación", ponderó antes de criticar la "peregrina tesis de la cuantía de la indemnización". "Pide daños morales y los criterios para aplicarlos son seriamente restrictivos", remarcó.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin