Otros deportes

Stern anuncia mayor castigo para el "flopping" y defiende el impuesto de lujo

Miami (EEUU), 6 jun (EFE).- El comisionado de la NBA, David Stern, siguió con el calendario de despedidas de las tradicionales ruedas de prensa que estableció durante sus 30 años de mandato y esta vez le tocó el turno a la que ofreció horas antes que diesen comienzo las Finales de la NBA.

Stern, mas entusiasmado que nunca con la marca de los asuntos de la liga y la evolución del deporte profesional que dirige desde hace 30 años, anunció en Miami que la lucha por erradicar el "flopping", acciones exageradas de los jugadores cuando tocan con un rival para engañar a los árbitros, no ha hecho más que comenzar y que la etapa de la "benevolencia" ha llegado a su final.

"Hemos comprobado con tristeza en esta primera fase de recogida de datos e información que es un grave problema que se extiende y que tanto los jugadores, entrenadores y aficionados, quieren que desaparezca como práctica dentro de nuestro deporte", destacó Stern. "Somos conscientes que las advertencias y las multas de 5.000 dólares para jugadores que ganan de salario promedio 5,5 millones de dólares no han tenido ningún efecto disuasorio".

Pero Stern advirtió que eso podrá cambiar a partir de la próxima semana cuando se reúna en San Antonio el comité de competición y analice toda la información que ha recabado de la primera temporada con castigo para los infractores de las nuevas reglas sobre el "flopping" que han consistido en advertencias y luego multa por 5.000 dólares.

"Si pensábamos que íbamos a solucionar el problema con este tipo de castigo, entonces es que estábamos actuando por encima de lo racional", señalo Stern. "Hemos aprendido mucho y no ha sido nada positivo lo que hemos visto por lo que las medidas draconianas llegaran en un futuro como pueden ser las suspensiones inmediatas".

Stern reiteró que saben como acabar con el problema, pero que darán todavía un cierto margen para que sean los propios profesionales los que entiendan que hay que desterrar el intento de engañar a los árbitros con actos ficticios en el campo.

El comisionado de la NBA que se ha destacado durante toda su gestión por actuar con mentalidad progresista en los asuntos como la globalización, racismo, las mujeres en el deporte, dopaje y utilización de la tecnología para mejorar el deporte del baloncesto profesional, dijo sentirse muy satisfecho de la manera como se avanzado tras lograr el último convenio colectivo.

También adelantó que se revisará el sistema de vídeos para ver repetidas las jugadas dudosas y que en lugar de verlas los árbitros en el campo como sucede ahora, en un futuro se colocará un sistema que estará en otro lugar del campo con un árbitro que pude ver mejor las jugadas y dar una respuesta más rápida y más documentada.

El sistema podría ser el mismo que ya utilizan en la Liga Nacional de Hockey sobre Hielo (NHL), cuyo comisionado, Gary Bettman, fue su mano derecha durante la primera década de su gestión al frente de la NBA.

Stern, que tiene previsto retirarse del cargo a partir del próximo mes de febrero, antes que se dispute el Partido de las Estrellas, que será en Nueva Orleans, y dejar en su puesto a Adam Silver, el hombre de confianza con el que ha trabajado para hacer la transición de poder, volvió a defender el establecimiento del impuesto de lujo como algo "justo" y "necesario".

También defendió la multa de 250.000 dólares impuesta a los Spurs de San Antonio por permitir que el entrenador Gregg Popovich diese sin avisar descanso a cuatro jugadores titulares antes del partido de liga que tenían que disputar contra los Heat de Miami.

Ambos equipos son los que comenzaron a disputar las Finales de la NBA con victoria a domicilio en el primer partido para los Spurs que ganaron 88-92.

"Jamás le diré a un entrenador lo que tiene que hacer, pero en San Antonio saben perfectamente que lo que hicieron no fue dar descanso a un jugador porque lo necesitaba", destacó Stern. "Los Spurs no han llegado a las Finales por aquel descanso que tuvieron Tony Parker, Tim Duncan y Manu Ginóbili".

Sobre otro asunto candente como es el impuesto de lujo que condiciona al máximo la posibilidad de que en un equipo a partir de ahora pueda haber tres estrellas juntas como sucede con los Heat y Lakers a las que tendrán que pagarles más de 20 millones de dólares por temporada, Stern dijo que los triunfos y el poder competir en el campo debe ser para los 30 equipos de la NBA.

"Como promotor es muy interesante tener en un equipo a todas las mejores estrellas, pero dentro de la NBA hay otros 29 dueños que también quieren ofrecer a sus seguidores la promesa de competir y que pueden hacerlo", subrayó Stern. "El nuevo sistema frena a los que intenten acaparar dentro de su equipo a las figuras".

Pero en las actuales Finales, los Heat y los Spurs tienen cada uno de ellos a los llamados "Big Three", aunque se encuentran en mercados que no son los mayores en Estados Unidos.

Además, Stern dijo que equipos como los Grizzlies de Memphis y los Pacers de Indiana han demostrado que muy bien pueden estar pronto en unas Finales de la NBA y tendrán todo su apoyo y el éxito garantizado.

"Lo que es una realidad es que la liga, a pesar de todas las crisis a las que hemos tenido que enfrentarnos, logramos ponerla en un lugar que no sólo no anticipamos si no que ni imaginábamos", agregó.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin