Otros deportes

Crutchlow, "pole" en Assen; Márquez segundo pese a caerse

Assen (Holanda), 28 jun (EFE).- El británico Cal Crutchlow (Yamaha YZR M 1) sorprendió a propios y extraños al lograr su primera mejor clasificación de entrenamientos al ser el más rápido en la segunda tanda oficial de pruebas para el Gran Premio de Holanda de MotoGP que mañana se disputa en el circuito de Assen.

Crutchlow logró su mejor tiempo en la última vuelta que completó al trazado holandés y cuando era el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), quien había desbancado de la primera posición al alemán Stefan Bradl (Honda RC 213 V).

Lo cierto es que las dos últimas vueltas de los entrenamientos de MotoGP propiciaron no pocas sorpresas, puesto que el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) fue el primero en ponerse líder pero no tardó demasiado el alemán Bradl en superarlo, para hacer lo propio instantes después tanto Márquez como Crutchlow.

Los entrenamientos tuvieron un primer líder en el español Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), quien llegó a situar su mejor tiempo en 1:35.006, pero cuando iniciaba una segunda vuelta rápida, en el tercer parcial del circuito, el más complicado de todos ellos, perdió adherencia en el tren delantero de su moto y se fue al suelo sin tener opción de regresar a su taller sobre la misma.

Trasladado en otro vehículo hasta su taller y cuando quedaban poco más de tres minutos, Dani Pedrosa optó por no salir a pista con la segunda moto, quizás para no arriesgarse a un nuevo percance y sabedor de que no le resultaría fácil mejorar su tiempo con una moto sensiblemente distinta a la que hasta ese momento había pilotado, por lo que dejó el camino expedito a sus rivales.

Fue entonces cuando comenzó el baile de pilotos en cabeza de la clasificación, puesto que todos habían puesto ya un neumático trasero nuevo y eso se notaba en el rendimiento en pista.

El primero en doblegar el registro de Pedrosa fue Rossi, pero a éste le siguieron Bradl, Márquez y, por último Cal Crutchlow, exultante tras el éxito conseguido, que le permitirá salir desde la mejor posición de la formación de salida de una carrera holandesa que en sus prolegómenos ha estado plagada de incidencias.

La lluvia, como estaba previsto, complicó sobre manera el desarrollo de todos los entrenamientos y primero fue el campeón del mundo, el español Jorge Lorenzo, quien se fue al suelo en los segundos libres y se rompió una clavícula.

Trasladado por la noche a Barcelona en un avión privado, fue operado en el Hospital General de Cataluña durante dos horas y a las tres de la tarde del siguiente día regresó a Holanda con la clara intención de intentar disputar la carrera.

Mientras Lorenzo descansaba antes de tomar el avión, Marc Márquez se erigía en protagonista al sufrir una caída en la que se produjo una pequeña fractura en el dedo meñique de la mano derecha y en el dedo gordo del pie izquierdo, pero ni lo uno ni lo otro le amilanaron y acabó siendo el más rápido en los últimos entrenamientos libres para hacerse con la segunda plaza en la formación de salida tras Crutchlow.

Mención especial se merece el español Aleix Espargaró (ART), quien una vez más se clasificó a las primeras de cambio para la segunda clasificación, destinada a los diez mejores tiempos, a los que luego se unen los dos mejores de la primera clasificación, en esta ocasión su compañero el francés Randy de Puniet (ART) y el estadounidense Nicky Hayden (Ducati Desmosedici).

Espargaró dispone de un motor especial de ART para los entrenamientos que luego no utiliza en carrera para evitar que cualquier competidor pueda comprar a bajo precia la tecnología que están empleando y que probablemente les lleve el próximo año a disputar como fabricantes el campeonato del mundo de MotoGP con el más que probable acuerdo con el equipo de Jorge Martínez "Aspar".

El mayor de los hermanos Espargaró acabó séptimo, por delante de Álvaro Bautista (Honda RC 213 V), mientras que Héctor Barberá (FTR) fue decimocuarto y tuvo sus "cuitas" con el italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici), quien se quejó de que seguía en pista su rebufo y le acabó propinando una patada.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin