Otros deportes

Mireia Belmonte afirma que "Vergnoux me ha enseñado que no hay nada que no pueda hacer"

Madrid, 22 mar (EFE).- La nadadora Mireia Belmonte confesó que fue su entrenador, el francés Fred Vergnoux, quien le hizo ver que "no hay nada que no pueda hacer" por lo que, tras haber saboreado en dos ocasiones la plata en los pasados Juegos de Londres, apunta hacia el oro en Río 2016.

Admiradora de Nina Zhivanevskaya, a quien relevó como mejor nadadora española de la historia tras sus éxitos en los Juegos de Londres 2012 y los Mundiales de Barcelona 2013 y la conquista de cuarenta medallas internacionales en 2014, la catalana se prepara para dar "el paso gigante" que separa al oro olímpico de la plata.

"La mayoría de los sueños que tenía de pequeña los he hecho realidad, pero quiero más", advirtió en una entrevista a EFE.

P.: ¿Qué aprendió de Nina Zhivanevskaya?

R.: De ella aprendí, sobre todo, la forma de competir. Me impresionaba lo segura que se la veía antes de nadar.

P: ¿Cuándo se dio cuenta de que podía superarla?

R: Al principio no veía posible conseguir lo que ella había conseguido. Ella ganó dos medallas de bronce en diferentes Juegos Olímpicos y, cuando coincidió conmigo en la época de Pekín, para mí era muy importante convivir con ella porque me enseñó muchísimo.

P: ¿Los sueños que usted tenía entonces se hicieron ya realidad?

R: La mayoría de los sueños que tenía de pequeña se han hecho realidad, pero quiero más. Si he conseguido cuatro medallas en unos campeonatos, ahora quiero cinco. Siempre intento conseguir ese plus que te hace más fuerte.

P: ¿El sueño del oro olímpico exige más trabajo del empleado para sumar dos medallas de plata en Londres?

R: De la plata al oro hay un paso gigante. Te obliga a trabajar muchísimo más, física y mentalmente.

P: ¿En qué momento se encuentra actualmente?

R: Me encuentro bastante bien. Bajé de Sierra Nevada hace una semana y ahora es importante tener paciencia. Los primeros días cuando bajas de altura cuesta acostumbrarse al nivel del mar, pero es importante seguir la preparación tal y como está planificada.

P: Del 28 al 31 de marzo se disputan en Málaga los Campeonatos de España. ¿Con qué objetivo afrontará esa competición?

R: Sé que es el paso más importante para conseguir el billete para los Mundiales de Kazán (Rusia) y tengo que hacer las mínimas. Hasta los Mundiales todavía queda muchísimo así que primero tengo que saber cómo estoy de forma antes de marcarme objetivos.

P: Se dice que es en los Mundiales donde se reparten las medallas olímpicas. ¿Le dará tanta importancia a los Mundiales de Kazán como a los Juegos Olímpicos de Río?

R: Será una buena competición para ver el nivel de la natación mundial este año. Siempre en el Mundial pre-olímpico es donde la gente está más fuerte pero también hay que saber dónde jugar las cartas.

P: Cuando la exigencia es máxima, ¿aparece el miedo a fallar?

R: Miedo a fallar no tengo porque sé que lo puedo hacer. Para eso entreno todo el año. Si el trabajo está hecho anteriormente, no tienes que dudar en ningún momento.

P: ¿Cómo ha influido Fred Vergnoux en su rendimiento?

R: Fred me ha aportado muchas cosas técnicas pero también un método de entrenamiento físico y mental. Hay cosas que antes de él pensaba que no podría hacer, pero él me ha enseñado que no hay nada que no pueda hacer.

P: ¿La rivalidad con la húngara Katinka Hosszu le hace mejor?

R: Es bonita la rivalidad que mantenemos. Hay competiciones que he ganado yo y competiciones que ha ganado ella. Ahora sé que puedo batirla incluso en el momento más importante de la temporada.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin