Otros deportes

España viaja a los Europeos pensando en los Mundiales pero sin descartar finales

Madrid, 10 abr (EFE).- Las selecciones españolas de gimnasia artística viajan este fin de semana a Montpellier (mañana las chicas, el domingo los chicos) a disputar unos Europeos "de transición" hacia la gran cita del año, los Mundiales de octubre, aunque no descartan colar de paso a varios gimnastas en las finales.

Los seleccionadores Fernando Sicar y Lucía Guisado comentaron a Efe antes de partir que los objetivos comunes son rodar a los más jóvenes, volver a poner en la órbita internacional a los que salen de lesiones y subir el nivel de todos ellos ante la cita mundialista, decisiva al ser clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Río.

El seleccionador masculino se lleva a Francia a Rubén López, nacido en 1990 y el más veterano, Alberto Tallón (1993), Fabián González (1992), Néstor Abad (1993), Rayderley Zapata (1993) y Adrià Vera (1996). Los dos primeros harán el concurso completo y lucharán, por tanto, por estar en la final absoluta de los 24 mejores.

Siscar ha descartado que hagan los seis aparatos Fabián González -noveno en los Juegos de Londres 2012- y Néstor Abad, que salen de sendas lesiones de hombro y rodilla y no están aún para forzar.

La competición femenina comenzará el miércoles y la masculina, el jueves.

"Estos Europeos son una etapa intermedia en nuestros objetivos. La idea es ir subiendo el nivel de Nestor y Fabián y sacar a gente para asegurar los Mundiales. Siendo unos campeonatos de transición, tenemos gente en condiciones de ser finalistas, como Ray en suelo y Fabián en barra", señaló el técnico.

"Hemos subido el nivel respecto al año pasado y hay que asentarlo. Todos están incorporando elementos nuevos", añadió.

La gran meta de la temporada es acabar entre los ocho primeros de los Mundiales, lo que les daría billete olímpico. Si terminan entre los puestos noveno y decimosexto tendrían que disputar en 2016 un torneo preolímpico que repartirá otras cuatro plazas.

"Nuestro objetivo ideal es ser octavos en el Mundial, porque así te olvidas del preolímpico y puedes preparar la temporada de los Juegos con tranquilidad. Pero es muy difícil. Solo una vez en la vida hemos acabado un Mundial entre los ocho primeros. Es muy difícil, pero podemos alcanzarlo. Néstor y Fabián se están recuperando muy bien. Si ellos están a tope y los jóvenes, que han madurado mucho, dan un salto de calidad, se puede", afirmó Siscar.

"Ellos saben que tienen que ser deportistas de alto nivel las 24 horas del día y los entrenadores nos vamos a dejar el alma para que logren la clasificación", agregó.

Lucía Guisado, seleccionadora femenina, cuenta con Ainhoa Carmona (1992), Claudia Colom (1998), Nora Fernández (1999) y Ana Pérez (1997) para los Europeos.

"El objetivo es formarlas. Salvo Ainhoa Carmona, ya veterana, el resto tiene poca experiencia internacional. Nora Fernández es nueva total. Necesitan arraigar esta categoría de sénior, coger la seguridad que les dé fuerza para el Mundial", afirmó.

Para la entrenadora, "la primera exigencia de estos Europeos es la formación y el aprendizaje en la alta competición".

Ana Pérez acaba de ganar una medalla de bronce en la Copa del Mundo de Cottbus "en un aparato muy, muy difícil de sacar adelante como es la barra", recordó la entrenadora. "Si tiene un buen día podría estar en esa final, y Ainhoa también tiene muy buena barra".

Para los Mundiales de octubre, la ahora convaleciente de una lesión Roxana Popa debe ser "el pilar del equipo".

"Roxana está evolucionando muy bien, pero es muy importante no precipitarnos. María Paula Vargas ya tiene el alta y Cintia Rodríguez, otra veterana que viene de una lesión, está también mejorando mucho", explicó Guisado, que describió a su selección como "un grupo de gente joven con muchas ganas".

"Algunas gimnastas ya tienen mucha calidad; otras, la están adquiriendo poco a poco. Y para todas es fundamental que se habitúen a la alta competición. Tienen claro el objetivo y están volcadas", subrayó.

Ser octavas en los Mundiales, admitió, "sería cumplir un sueño de repente".

"Si no se cumple, en el preolímpico podemos conseguir la clasificación contando con que las ya consagradas estén recuperadas y con que las más jóvenes aprovechen este tiempo que tienen para crecer. Sabemos dónde estamos. Venimos de años de un altísimo nivel, cuando el equipo fue cuarto en los Juegos de Sydney 2000 y quinto en el Mundial, pero ahora todo se ha globalizado, hay más medios, se han ampliado los países que luchan por las plazas", comentó Guisado.

Los equipos que no consigan la clasificación olímpica siempre pueden intentar llevar a algún gimnasta individual a Río.

"Pero ir solo es muy difícil. Hay que tener una calidad extrema y, normalmente, los gimnastas que tienen una calidad extrema están dentro de un equipo. Y si vas solo los jueces te ven de otra manera", destacó la entrenadora.

Los Europeos se disputarán del 15 al 19 de abril, solo con títulos individuales en juego: en el concurso completo y en cada aparato.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin