Buscar

José Luis Abajo logra el bronce en la modalidad de espada en Esgrima

Juan Pablo Cardenal / Enviado Especial
10/08/2008 - 14:42 | 15:38 - 10/08/08

España ya tiene su primera medalla olímpica de la Historia en esgrima. El tirador español José Luis Abajo logró superar al húngaro Gabor Bozcko, en la final de consolación y, con un fabuloso último tocado, se alzó con una medalla de bronce con sabor a oro en la modalidad de espada.

El madrileño, debutante de unos Juegos Olímpicos, venció al húngaro después de un reñido y emocionante combate que acabó con 8 a 7 a favor. ?Increíble, estoy contentísimo?, fue lo primero que acertó a decir a los periodistas en la zona mixta del pabellón donde se están celebrando la competición de esgrima.

Envuelto en una bandera española y sudando sin parar por el esfuerzo realizado, ?Pirri? apuntó que su metal supone la medalla número 100 de España en unos Juegos Olímpicos. Y no sólo eso: también es la primera para una esgrima española que llevaba mucho tiempo persiguiéndola. ?Nos faltaba la medalla olímpica; las teníamos de los demás campeonatos pero no en unos Juegos Olímpicos. Mi medalla va a dar ánimos a los demás compañeros del equipo?, vaticinó.

Mientras hablaba con los periodistas, Abajo recibió la llamada telefónica del Príncipe Felipe, que se excusó por no haber podido asistir y le felicitó por su logro. El bronce cazado por el tirador madrileño tiene aún más mérito teniendo en cuenta no sólo su dolorosa derrota en semifinales ante el italiano Matteo Tagliariol, tercero del mundo, sino porque a su rival por el bronce jamás lo había podido ganar antes.

?No había conseguido ganarle nunca. Pero me la he jugado a un tocado a vida o muerte. He tenido la suerte de defender yo, pero creo que me la merecía?, dijo exultante. El húngaro Bozcko está justo detrás del español en el ranking mundial, ocupando la dieciseisava posición, aunque es una posición engañosa: el húngaro se lesionó estando entre los primeros del mundo y ello causó su caída en el ranking. Sin embargo, su posición natural es entre los tres o cinco mejores tiradores del mundo.

Para recuperarse anímicamente de la derrota de semifinales, ?Pirri? siguió los consejos de su doctora y de su maestro Ángel Fernández, con quien lleva 18 años juntos. ?Me dijeron que esto es una vez en la vida y que hay que aprovecharlo?, apuntó el nuevo medallista español. Para llegar al podio Abajo tuvo que ganar cinco de sus seis asaltos, derrotando en octavos de final al número dos del mundo y uno de los favoritos, el francés Jerome Jeannnet.

?Tenía que llevar a Madrid la medalla a mi hija Lucía de cuatro meses?, explica. El tirador estuvo arropado en todo momento por sus familiares, mujer, amigos y seguidores en el pabellón de Pekín, que se hicieron notar durante todo el día durante sus duelos. Después del tocado de bronce, la puerta está abierta para que Jorge Pina y Jaime Martí continúen la senda de los metales abierta por el madrileño de 28 años.

Comentarios 0