Otros deportes

Quintana gana y recupera el rojo en una gran subida a los Lagos de Covadonga

El ciclista Nairo Quintana (Movistar) se ha impuesto en la décima etapa de la Vuelta a España, disputada entre Lugones y los Lagos de Covadonga sobre 188,7 kilómetros, gracias a una gran ascensión final donde descolgó a todos los rivales y donde demostró tener las piernas necesarias para luchar por a ronda española, de la que vuelve a ser líder, mientras que Chris Froome (Sky) se exhibió tras hundirse al inicio del puerto y será segundo.

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

Quintana aprovechó un ataque de Alberto Contador (Tinkoff) para contraatacar y desplomar al de Pinto, quien pagó los excesos de querer seguir al colombiano para dejarse poco más de un minuto (1:04) en meta. Fue ambicioso pero, dolorido todavía por la caída, no pudo seguir el ritmo del líder del Movistar, quien asestó otro golpe a la carrera.

Contador no pudo seguir el ritmo a falta de 2,5 kilómetros y no pudo incluso reengancharse a la rueda de un Chris Froome. El británico, que parecía perder todas sus opciones en la general al tener una dura crisis en el inicio de la subida a los Lagos, acabó entrando en meta a solo 25 segundos de Quintana en una remontada digna de su nivel con la que demostró que tiene ganar esta Vuelta como objetivo principal. Sumadas las bonificaciones, perdió 31 segundos.

Quien era líder, David de la Cruz (Etixx-Quick Step), entró a más de 3 minutos y tuvo un efímero día de gloria vestido de rojo, aunque sigue en el 'Top 10', séptimo, y se abre un nuevo objetivo. Segundo será Alejandro Valverde (Movistar), haciendo un doblete para una escuadra telefónica que tuvo una gran jornada para recuperar lo perdido en el Naranco.

Valverde estuvo listo pues, cuando el recuperado Froome llegó a él y tiraba como un jabato hacia arriba no lo dudó y se exprimió para no perder su rueda. El murciano aguantó bien, solo perdió contacto justo antes del descanso final, ya casi en la cima, y ello le permitió reengancharse para entrar solo a 3 segundos del ganador del Tour de Francia y, sumados los bonos, es segundo en la general por un segundo.

Pero Froome, tercero a 58 segundos de Quintana y a uno de Valverde, sale reforzado al ver que, pese a la 'pájara' que le dejaba a unos 10 kilómetros para el final con sus compañeros Peter Kennaugh o David López, finalmente acaba tercero en meta por detrás de Quintana y de Robert Gesink (Lotto-Jumbo), superviviente de la fuga y que no saboreó el triunfo por 24 segundos y por el ciclón colombiano.

Pese a que el Alto del Mirador del Fito prometía más movimiento del que tuvo, con sus 6,2 kilómetros de subida al 7,8% de pendiente media, los Lagos no fallaron. En el Fito se movió una fuga que había llegado a tener 16 integrantes y más de 5:30 minutos de ventaja pero que, pese a contar con Maté (Cofidis), Rolland (Cannondale) o Gesink, el más combativo, no pudo hacer nada ante la estampida de los favoritos.

El grueso del pelotón, que vio como abandonaban la carrera fruto de una de las dos caídas que hubo al inicio de la etapa Kévin Reza (FDJ), Markel Irizar (Trek-Segafredo) y Bartosz Huzarski (Bora-Argon18), descansará este martes. También se cayó Quintana, aunque sin más consecuencia que el hacerse un agujero en el maillot y perder uno de los dorsales.

El miércoles, la undécima etapa saldrá de Colunga, del Museo Jurásico, y llegará a Peña Cabarga tras 168,6 kilómetros en una jornada llana pero con final exigente, de nuevo en alto, donde poner las cartas de nuevo sobre la mesa en un puerto de 1ª categoría (5,6 kilómetros de subida al 9,8% de media y rampas de hasta el 18%).

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin