Buscar

Orenga: "Estudiantes está sufriendo encontrando el camino, pero no es fácil"

EFE
25/01/2017 - 12:44

Madrid, 25 ene (EFE).- El entrenador español Juan Antonio Orenga, que actualmente dirige a la selección de Egipto y fue exjugador y entrenador del Movistar Estudiantes, valoró en una entrevista con EFE la situación actual del club colegial, del que dijo que está "sufriendo" encontrando un "camino" que no es fácil.

"Veo al Estudiantes como los últimos años, muy irregular, sufriendo mucho, intentando encontrar el camino, pero no es fácil encontrarlo. Parecía que se daba un giro a la cantera, ahora Edgar (Vicedo) está jugando mucho y muy bien, están Jaime (Fernández), Darío (Brizuela)... Pero son ellos tres solo, el resto son extranjeros", analizó.

"Es cierto que hasta que no consolides al equipo en una posición media en la tabla, vas a estar sufriendo siempre. La elección es si apuestas por los jóvenes o por salvar al equipo", añadió Orenga, que dirigió al primer equipo del club del Ramiro de Maeztu durante la primera mitad de la temporada 2005-06.

Juan Antonio Orenga pasó ocho años como jugador del Estudiantes en los que conquistó una Copa del Rey y participó en la Final a Cuatro de la Euroliga, ambas cosas en la temporada 1991-92.

"Nosotros somos campeones de Copa del Rey y vamos a la Final Four de la primera Euroliga con un equipo de tres jugadores de primer año (Pablo Martínez, Alfonso Reyes y Juan Aísa) tres de segundo año, (Nacho Azofra, César Arranz y Alberto Herreros), uno más mayor que era yo, Pedro Rodríguez, Carlos Montes, y dos grandes americanos que eran John Pinone y Ricky Wislow", recordó.

"Ésa es la diferencia, dos grandes americanos con jugadores que teníamos proyección. Luego todos fuimos internacionales con el tiempo, pero estábamos arropados por John y por Ricky. Eso ahora se tendría que trasladar a, en lugar de dos, tener cinco buenos jugadores extranjeros con siete en formación", continuó.

Aquel equipo llegó a una Final a Cuatro de la Euroliga que era "impensable" y cayó derrotado ante el Joventut en Estambul en semifinales.

"La diferencia es que ahora el físico es tan importante que va por encima de saber jugar. La lectura del baloncesto, el tiempo, eso quizás se está perdiendo un poquito, y hay que recuperarlo", valoró el exjugador estudiantil.