Buscar

Conrad Blanch destaca el aval de los tribunales a la plataforma de Soldeu

EFE
15/03/2018 - 11:48
Más noticias sobre:

Canillo (Andorra), 15 mar (EFE).- El director del proyecto de plataforma que cubrirá el río Valira en el área de Soldeu de la estación de Grandvalira para contar con una zona de llegada a la altura de las finales de Copa del Mundo de 2019, Conrad Blanch, ha destacado el aval de los tribunales a esta infraestructura.

La instalación andorrana cuenta con una pista a la altura de esta competición, la Avet, pero la Federación Internacional de Esquí (FIS) hizo ver que era mejorable en su tramo final, donde era necesario contar con más espacio en caso de organizar una carrera del máximo nivel.

El proyecto de la plataforma, que contempla también un aparcamiento subterráneo, fue calificado por el Govern de Andorra de interés nacional, pero esa decisión fue recurrida por la otra parte de Grandvalira, la del área de Pas de la Casa-Grau Roig, que además ha decidido romper con la empresa conjunta.

El Tribunal de Batlles, que ha dictado la sentencia, ha ratificado el acuerdo del Gobierno andorrano, algo que Conrad Blanch destaca en una entrevista concedida a EFE.

Blanch subraya además que los 24 millones de inversión que supone la infraestructura los aporta íntegramente la sociedad que gestiona Soldeu-El Tarter, Ensisa.

El director del proyecto, con el respaldo de la decisión del tribunal, detalla los detalles de una actuación "que cumple con los plazos previstos" con el final de los trabajos programado para noviembre de este año.

Conrad Blanch explica que "la parte más importante ahora es la de los fundamentos, algo básico para la construcción del aparcamiento, que tendrá como techo la plataforma esquiable".

Blanch advierte de todos modos de que la FIS sigue la evolución de los trabajos y que tiene previsto visitarlos antes y después del próximo verano.

Anteriormente, los responsables de la obra ya se desplazaron al encuentro anual que realizó el pasado mayo la FIS y explicaron todos los detalles.

El director admite "imprevistos que se van resolviendo" y que son habituales en una actuación de tal envergadura, "donde algunas vigas llegan a pesar 120 toneladas, una brutalidad".

Para evitar problemas, los responsables de la futura infraestructura han contactado con las mejores empresas en cada apartado, como la que pondrá en marcha un aparcamiento "que es prefabricado en un 70 por ciento" o la que se encarga de las vigas y de su montaje, en este caso una filial de la española Acciona.

Además de los imprevistos, Conrad Blanch debe lidiar con otros asuntos como las molestias a establecimientos próximos, "por lo que se intenta respetar los horarios".

El objetivo es las finales de Copa del Mundo de 2019, un escaparate mundial para Andorra, por lo que estos días se ha realizado un test con la Copa de Europa organizada en Grandvalira.

Blanch desvela que, el próximo año, se trabajará "con los mismos equipos y procesos de estos días", en los que se han programado "todos los servicios a un nivel muy alto para probar su rendimiento".