Otros deportes

¿Por qué el béisbol es el deporte más peligroso de EEUU?

  • A pesar de no ser un deporte de contacto, encabeza la lista de lesiones
  • Los equipos asumen 6.000 millones de euros por bajas en los últimos 15 años
  • En la presente temporada, más de 550 jugadores han caído lesionados
Foto: Reuters.

EEUU es un país que destaca por la pasión de sus aficionados por varios deportes de contacto. Al margen del baloncesto, el fútbol americano y el hockey sobre hielo aparecen como las dos disciplinas en las que más se expone el físico de los jugadores. Sin embargo, podría tratarse de una interpretación equivocada.

Según informa Forbes, el béisbol es el deporte más peligroso de los que integran las grandes ligas estadounidenses. No existe en él un contacto habitual entre jugadores o con un muro (como es el caso del hockey), pero presenta otros factores que se constituyen como de riesgo.

En primer lugar, la larga duración de las carreras profesionales de los jugadores. La edad de inicio en el béisbol se está reduciendo, y los escolares empiezan a practicarlo en sus colegios. El esfuerzo que ello conlleva ha aumentado el número de lesiones de jugadores en un rango tan precoz como el que va de los 15 a los 19 años.

A esto se suma que, una vez introducidos en el deporte profesional, las temporadas de la MLB (Major League Baseball) son cada vez más largas. Un jugador que alcance los playoffs supera con creces los siete meses de competición, un periodo en el que, cada muy pocos días o incluso en jornadas consecutivas, se juegan nada más y nada menos que 162 partidos de temporada regular.

Las peculiares características del béisbol lo hacen, de por sí, bastante lesivo. El movimiento continuado para batear las pelotas fuerza el hombro y el codo con una cadencia de lanzamientos del todo antinatural, a una media de 100 por partido. No es la única zona del cuerpo expuesta a fuerzas dañinas: las articulaciones de las piernas sufren por los repetidos cambios de ritmo en las llegadas a las bases. Así, rodillas y tobillos son las más afectadas de la parte inferior del cuerpo.

También los isquiotibiales, músculo que ha de soportar buena parte de estos movimientos explosivos, se encuentran en está nómina de zonas en peligro. De hecho, la progresiva puesta a punto de los jugadores, a los que se muscula, propicia un mayor número de lesiones de este tipo, así como en los cuádriceps. Dolencias que se completan coon diferentes cuadros de fatiga e inflamaciones fruto de las caídas.

6.000 millones de euros

La problemática está ahí, y respaldada por cifras. Las asumidas en concepto de salarios (es decir, las cantidades pagadas a los jugadores mientras se encuentran de baja) rozan ya los 6.000 millones de euros en los últimos 15 años de competición.

El número de lesionados, por poner el ejemplo más cercano, en la presente temporada (a la que le restan unos 60 partidos por escuadra en fase regular) es ya de 558.

El asunto preocupa a los grandes equipos de la MLB, que se han puesto manos a la obra para tratar de cerrar un agujer negro que se lleva minutos y alineaciones de sus mejores jugadores, así como una nada desdeñable porción de las inversiones tiradas a la basura. Se estudia la manera de prevenir lesiones, reducir riesgos y establecer nuevos métodos para fortalecer a los jugadores. La batalla está lejos de terminarse, solo acaba de empezar.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin