Otros deportes

El Real Madrid, a huir de las confianzas en la visita del MoraBanc Andorra

Madrid, 3 nov (EFE).- Tan solo 48 horas después de ganar al Zalgiris en Lituania, el Real Madrid afronta este domingo sin caer en la confianza el segundo de los diez partidos que tendrá que disputar en noviembre, ya que recibe al MoraBanc Andorra, uno de los equipos que le derrotó la temporada pasada y que le ha puesto más en apuros en los últimos años.

El equipo blanco, que sigue invicto esta campaña tras trece partidos entre Liga Endesa y Euroliga, empata en la cabeza de la tabla de la competición nacional con el Barcelona Lassa y un tropiezo en la séptima jornada podría suponer ceder el liderato a su eterno rival.

Pablo Laso está pendiente del estado de salud del estadounidense Trey Thompkins, al que se dio de alta al principio de semana, pero se hizo daño en el entrenamiento de este jueves y no jugó frente al Zalgiris para no forzar. Jeffery Taylor también está de baja, aunque hasta mañana no se sabrá si puede jugar ante el Morabanc.

Tampoco viajó a Lituania el capitán del equipo, Felipe Reyes, en su caso por unas molestias en la rodilla sobre las que no se quiere correr riesgos.

Laso advirtió sobre las complicaciones que suelen presentar los andorranos al campeón de Liga. "Es un equipo que juega bien, que tiene amenaza en todas las posiciones, que juega Eurocup y que en los últimos años compite muy bien y no se nos suele dar muy bien. Andorra es un equipo bien armado, y seguro que nos va a exigir".

El triunfo en Kaunas ha reforzado la confianza en el equipo y en la gestión de las situaciones adversas, como sucedió en Kaunas sobre todo en el primer cuarto, en el que el Real Madrid encajó 32 puntos y acabó a 14 de los locales.

"El equipo volvió a ser muy competitivo en situaciones muy adversas. Supo mantenerse y la gente que salió desde el banquillo nos aportó una energía y unos registros diferentes y al final el equipo lució con la victoria. Pero todavía nos queda mucho margen de mejora", explicó Pablo Laso.

El técnico no cree que el largo desplazamiento a Lituania y el poco tiempo de recuperación vayan a afectar a sus jugadores ante el Morabanc.

"El equipo está bien. No tuvimos ningún percance en forma de lesión. Obviamente", destacó, "están algo cansados porque vamos a jugar en menos de 48 horas, con el viaje, sin tanto tiempo para preparar el siguiente partido, pero con la confianza de que el equipo está bien. Hay otros jugadores que deben darnos rotación en estos partidos".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin