Otros deportes

La Sansilvestriña de Vallecas, solidaria con los más necesitados del barrio

Madrid, 27 nov (EFE).- La Fundación Rayo Vallecano y el Club de Atletismo Zancadas han unido sus fuerzas para organizar el 29 de diciembre la Sansilvestriña de Vallecas, una carrera solidaria en la que la inscripción se obtiene entregando un juguete nuevo o en buen estado o un kilo de comida para las personas más necesitadas.

Este año, la carrera tiene entre sus grandes novedades el regreso al recorrido original en la Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano.

Para poder correr en cualquiera de las modalidades, desde tres hasta quince años, los participantes sólo deberán entregar un juguete nuevo o en buen estado o un kilo de comida. Después, más de mil pajes ayudarán a repartir juguetes a los más necesitados, en esta ocasión a los niños de la Parroquia de San Carlos Borromeo, dentro de la iniciativa 'Ningún niño sin juguetes'.

Todos los gastos asociados a la carrera serán sufragados por los patrocinadores, de forma que el cien por cien de la colaboración aportada por los jóvenes deportistas en la carrera tendrá su destino en los niños más desfavorecidos de Madrid.

La Sansilvestriña está organizada por la Fundación Rayo Vallecano y tres jóvenes corredores de Madrid muy concienciados con la necesidad de llevar el deporte más allá del ocio e intentar aportar un granito de arena convirtiendo una afición en una manera de ayudar a la sociedad.

En las tres ediciones que se han celebrado ya se han recogido más de 3.000 unidades de juguetes y alimentos que se han entregado a asociaciones de Vallecas que trabajan con niños en riesgo de exclusión.

La peculiaridad de esta carrera desde su primera edición es que los niños participan de forma gratuita, pero la carrera cuenta con todos los detalles de las competiciones usuales como la bolsa del corredor con regalos de los patrocinadores, dorsales con chip y cronometraje.

"La Sansilvestriña nació con dos objetivos fundamentales. Animar a los niños a participar en una carrera mítica como la que se hace en miles de ciudades de todo el mundo para despedir el año y cambiar la palabra competir por compartir", afirma Raúl, uno de los organizadores de la carrera.

Otro de los organizadores, Miguel Matías Barreiro, apunta que "es impresionante y enriquecedor ver a los niños traer sus juguetes cuando recogen su dorsal porque saben que van a hacer felices a otros niños y con esa ilusión y con la sonrisa de los que reciben los regalos, la Navidad es más Navidad".

"La Fundación Rayo Vallecano tiene el compromiso y la obligación moral de atender las necesidades del barrio de Vallecas", afirma José Luis Guerra, director de la Fundación, que destaca que con esta carrera se consigue que los chicos y chicas que participan "asuman la responsabilidad de ayudar a otros menores menos afortunados que ellos".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin