Otros deportes

Las derrotas en casa dejan al Fuenlabrada fuera de la Copa

Madrid, 21 ene (EFE).- Las derrotas del Montakit Fuenlabrada en el Fernando Martín ante rivales directos le dejan fuera de la próxima edición de la Copa del Rey de Madrid 2019, en la que la plaza de anfitrión fue para el Movistar Estudiantes, con las mismas victorias pero mejor diferencia entre puntos anotados y recibidos.

El conjunto fuenlabreño acabó la primera vuelta con un balance 6-11 que le deja en el puesto decimosexto de la Liga Endesa, empatado a triunfos con cinco equipos: Herbalife Gran Canaria, San Pablo Burgos, Movistar Estudiantes y Cafés Candelas Breogán.

La diferencia entre puntos anotados y recibidos, de -134 para los fuenlabreños frente al -64 de los vecinos estudiantiles, dan el acceso al torneo copero que tendrá lugar en el WiZink Center del 14 al 17 de febrero a los vecinos de la calle Serrano de la capital, que lograron igualar a victorias al Montakit al imponerse en casa por 86-62 al Delteco GBC, mientras el Fuenlabrada caía por 95-65 ante el Iberostar Tenerife, cabeza de serie de la Copa.

De esta manera, la derrota en una pista complicada como La Laguna, ante un Iberostar al que el Fuenlabrada aguantó hasta el tercer cuarto, determinó que la plaza de anfitrión, que durante gran parte de la primera vuelta perteneció al 'Fuenla', acabara en manos del Estudiantes, que sí cumplió ante el Gipuzkoa.

Sin embargo, antes de llegar a la jornada final de la primera vuelta, el conjunto fuenlabreño tuvo en sus manos haber dejado sentenciada la plaza copera, especialmente durante el mes de diciembre, cuando recibió en su pabellón a rivales directos como el Baxi Manresa, al que ganó por 94-89, el San Pablo Burgos, que le derrotó 80-89, y el Cafés Candelas Breogán, que se llevó el triunfo por 95-98 después de dos prórrogas.

Esos partidos determinaron la suerte de un Fuenlabrada, que durante el inicio del campeonato tuvo un exigente calendario como local, con visitas del Unicaja (79-93), el Kirolbet Baskonia (60-110), el Barça Lassa (triunfo fuenlabreño 79-73) y Real Madrid (80-95).

La mezcla entre ese duro calendario inicial y los fallos contra Morabanc Andorra (derrota 79-85), Burgos y Breogán, provocaron que el 'Fuenla' llegue al ecuador del campeonato con solo tres victorias en el Fernando Martín, ante el Barcelona, el Manresa y el Obradoiro.

Afortunadamente, el conjunto del sur de la Comunidad de Madrid supo sacar rédito de sus visitas a San Sebastián (60-76), Zaragoza (77-80) y Badalona (78-88), donde logró triunfos fundamentales ante equipos de su nivel.

Entretanto, el Montakit vivió un inicio convulso, con la destitución del entrenador que inició la temporada, Agustí Julbe (hoy en el cuerpo técnico del Herbalife Gran Canaria), después de cinco partidos oficiales, por diferencias con la dirección del club, que recurrió días después al técnico de la anterior temporada, el argentino Néstor 'Che' García.

Los problemas del fichaje estrella de la temporada, el pívot brasileño Lucas Nogueira, que llegó con problemas físicos y psicológicos que no logró superar, y el bajo rendimiento de su compañero nigeriano Talib Zanna, cortado a finales de noviembre, dejaron al Montakit desguarnecido en el interior.

Junto a esos problemas interiores, la línea exterior se resintió por la lesión del escolta croata Marko Popovic, capitán del equipo, en una suma de factores que llevó al Fuenlabrada a fichar a tres jugadores: el escolta nigeriano Josh Akognon, el pívot serbio Viacheslav Kravtsov y el ala-pívot estadounidense Maurice Kemp.

La entrada de Kravtsov ha permitido al Fuenlabrada contar con un faro interior sobre el que construir su juego estático, Kemp ha sumado en el apartado reboteador, y Akognon -el único con contrato temporal, que acaba a finales de este mes- ha añadido puntos en algunos partidos, gracias a su gran acierto triplista.

Con esos mimbres, los del recuperado Popovic, el acierto del mexicano Paco Cruz -protagonista con varios triples sobre la bocina en esta primera vuelta-, la garra del congoleño Christian Eyenga y la calidad del prometedor Marc García, el Fuenlabrada espera sumar alguna victoria más en la segunda vuelta para evitar la zona de peligro.

Miguel Ángel Moreno

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin