Politica

Economistas ganadores del Nobel piden nuevos modelos en "guerra contra la droga"

Foto: Archivo

Los esfuerzos globales para desbaratar el narcotráfico han fracasado y ha llegado el momento de un replanteamiento radical, según defiende un grupo formado por economistas ganadores del premio Nobel.

El grupo también lo firman un exsecretario de Estado de Estados Unidos y el viceprimer ministro británico, entre otras personalidades.

"Es tiempo de terminar con la 'guerra contra la droga' y redirigir los recursos hacia políticas efectivas basadas en evidencias apoyadas en rigurosos análisis económicos", ha señalado el grupo en un prólogo a un nuevo informe académico sobre políticas mundiales contra las drogas.

El grupo ha reclamado a Naciones Unidas que abandone su "enfoque represivo y unidimensional" contra las drogas, mencionando los numerosos encarcelamientos, casos de corrupción, violencia relacionada con las drogas en Estados Unidos e, incluso, una epidemia de VIH en Rusia.

"(La ONU) ahora debe asumir el liderazgo para abogar por un nuevo marco internacional cooperativo basado en la aceptación fundamental de que diferentes políticas van a funcionar en diferentes países y regiones", añade el prólogo.

Entre los firmantes del texto se encuentran economistas ganadores del Nobel --entre ellos Kenneth Arrow, Christopher Pissarides y Thomas Schelling--, el exsecretario de Estado de Estados Unidos George Schultz, el viceprimer ministro británico Nick Clegg, y el exjefe de política extranjera de la Unión Europea Javier Solana.

El texto acompañó un informe sobre el impacto global de las políticas antidrogas publicado el martes por la Escuela de Economía de Londres.

Los nuevos pasos a seguir

La ONU tiene programada una cumbre sobre políticas de drogas para 2016, mientras el debate de argumentos a favor de una liberalización está creciendo. Algunos países en Latinoamérica han empezado a dejar de lado los intentos liderados por Estados Unidos de luchar contra las drogas a través de la prohibición.

En concreto, el Parlamento uruguayo aprobó en diciembre la siembra, venta y consumo de marihuana; y el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha solicitado un debate sobre alternativas para afrontar la guerra contra la droga.

Asimismo, el mandatario de Guatemala, Otto Pérez, ha dicho que su país podría presentar este año un plan para legalizar la producción de marihuana y adormideras de opio.

El informe enumera formas en las que los esfuerzos para derrotar el narcotráfico han fracasado, incluyendo una investigación que dice que una campaña contra el tráfico de cocaína en Colombia podría haber representado hasta un 46 por ciento del alza de los asesinatos vinculados a las drogas en México, ya que la actividad se trasladó hacia América del Norte.

Además, cita estimaciones de que los crímenes relacionados con las drogas eran responsables de un 40 por ciento de las 9 millones de personas encarceladas en todo el mundo.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin