Buscar

Puigdemont pide al independentismo que se movilice y descarta una "fractura"

EFE
4/09/2019 - 17:57

Bruselas, 4 sep (EFE).- El expresidente de la Generalitat de Cataluña huido a Bélgica, Carles Puigdemont, pidió este miércoles al independentismo que se movilice y retome "la iniciativa" e insistió en que no hay ninguna "fractura" ni problemas de "convivencia" entre los catalanes.

"Hay que retomar la iniciativa social, la movilización" pero también la "respuesta política", dijo Puigdemont en rueda de prensa en Bruselas acompañado del presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, al término de una reunión de dos días con dirigentes y cargos electos del partido Junts per Catalunya (JxCat).

La cita pasó revista al inicio del curso político y al calendario político de los próximos meses, que incluye la sentencia contra los encausados del "procés" y el juicio por desobediencia al presidente Torra.

Según Puigdemont, hubo "unanimidad y consenso máximo en todo el espacio de Junts per Catalunya" en que el momento "pide gobierno, estabilidad y fortaleza en las instituciones", distanciándose de las voces que desde ERC han abierto la puerta a elecciones autonómicas anticipadas y a un ejecutivo autonómico en el que además del espacio posconvergente y ERC también estén los Comunes.

"Las instituciones se deben reforzar y las elecciones claramente debilitarían las instituciones", por tanto en un ciclo que va a venir presidido por una condena al Govern y al Parlamento de Cataluña", ambos "deben responder fuertes", dijo Puigdemont.

También hubo "consenso" en que la sentencia del juicio del "procés" supondrá el "fin de un ciclo" marcado por la "represión" y la necesidad de retomar la "iniciativa independentista", según explicó Puigdemont, para defender que "solo una solución política es capaz de acabar con la crisis y ofrecer un horizonte a los ciudadanos".

"La sentencia marcará el final (...) de una era presidida por la represión en la que dos años después el Estado español ha sido incapaz de poner sobre la mesa nada más que represión y amenaza y nos haya obligado a defendernos", indicó el expresidente.

Puigdemont señaló que, en contra de lo que afirma el presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, "no hay ninguna fractura en Cataluña, ni hay falta de convivencia", sino "unanimidad" entre los ciudadanos en favor de "un país mejor".

Insistió asimismo en que lejos de ser minoritario, el independentismo tiene capacidad para responder a los retos existentes y que su respuesta no debe ser "de un momento, sino sostenida en el tiempo".

Por su parte, Torra llamó en rueda de prensa a la movilización "masiva" de los ciudadanos el próximo 11 de septiembre, día de la Diada, que tendrá como lema "Objetivo independencia", para "expresar masivamente este apoyo y objetivo".

"La respuesta a las sentencias comienza ya el 11 de septiembre", dijo Torra.

Por otra parte, el presidente de la Generalitat habló sobre el juicio que se seguirá contra él los próximos 25 y 26 de septiembre, por desobediencia a la Junta Electoral (JEC), por no retirar a tiempo lazos amarillos y símbolos partidistas en edificios públicos en campaña electoral.

Torra aseguró que tiene "total tranquilidad y confianza en haber hecho lo que debía hacer" y se declaró "perplejo por la celeridad en que la Justicia española actúa según el caso".

No obstante, dijo no temer quedar inhabilitado tras ese proceso, en el que la Fiscalía pide un año y ocho meses de inhabilitación para el ejercicio de funciones de gobierno, con lo que no podría seguir al frente del Govern de la Generalitat si fuera condenado.

Las sesiones de trabajo de los últimos dos días reunieron en Bruselas a los diputados de JxCat en el Parlament de Cataluña, en el Congreso de los Diputados y en el Senado.