Buscar

Comienza la campaña electoral en Portugal con los socialistas como favoritos

EFE
22/09/2019 - 12:00

Lisboa, 22 sep (EFE).- La campaña electoral para las elecciones legislativas del próximo 6 de octubre en Portugal comienza hoy, con los sondeos apuntando como favorito al actual primer ministro, el socialista António Costa, y con la duda de si conseguirá la mayoría absoluta o tendrá que buscar pactos para gobernar.

Con varios debates en formato "cara a cara" y otro con varios de los candidatos del próximo 6 de octubre ya celebrados, el inicio de campaña abre el despliegue de mítines y reuniones con ciudadanos por todo el territorio nacional.

Los viajes empiezan hoy mismo, con Costa y el líder del primer partido de la oposición, el PSD (centroderecha), Rui Rio, en el norte, los democristianos del CDS en el centro del país y el Partido Comunista Portugués y el marxista Bloco de Esquerda en el sur.

Las agendas de todos son muy similares, basadas en el paseo por ferias locales, en bicicleta o en aldeas, además de encuentros con artistas de las zonas visitadas y charlas con ciudadanos para tratar de rebajar la abstención, siempre elevada en Portugal y que rondó el 43 % hace cuatro años.

Serán dos semanas de intensa actividad, hasta el día 4 de octubre, cuando concluye la campaña electoral, para despejar la agenda el día 5, jornada de reflexión.

En estos quince días todos se moverán para tratar de empujar los resultados que auguran las encuestas, prácticamente idénticas desde hace un año y que auguran la victoria de António Costa, que aspiraría así a una segunda legislatura.

Los socialistas tienen una intención de voto que ronda el 40 %, en tanto que el PSD, segundo partido más votado, recibiría el 23 % de los sufragios.

Si los pronósticos se cumplen, Costa deberá pactar para gobernar, como ya hizo hace cuatro años con comunistas y bloquistas, un histórico pacto de la izquierda en Portugal que le permitió formar un Gobierno en minoría.

La duda ahora es si los socios mejorarán resultados y querrán dar un paso más, hacia un Ejecutivo de coalición, algo que los socialistas esperan alejar luchando hasta última hora por tener una mayoría sólida que les permita aunque sea pactar con un solo partido.

El arranque de campaña electoral en esta ocasión cuenta además con la particularidad de coincidir con las elecciones de la región autónoma de Madeira, que se celebran este domingo como un compartimento estanco de la política nacional, puesto que las expectativas son completamente opuestas.

Si en Lisboa se da por hecho la victoria de los socialistas el 6 de octubre, lo esperado para este domingo en Madeira es que venza de nuevo el PSD, que ha convertido al archipiélago en uno de sus mayores feudos.

De hecho, desde que llegó la democracia a Portugal con la Revolución de los Claveles en 1974, el PSD ha ganado siempre las elecciones celebradas en este archipiélago.

Madeira, al igual que el también archipiélago de Las Azores, son regiones autónomas portuguesas que cuentan con sus propias fechas para ir a las urnas, y por sus particularidades tanto geográficas como económicas poco se suele inferir de sus resultados que aplique a la política de Portugal continental.