Política

Almeida y Villacís celebran cien días de desbloqueo sin incomodidad con Vox

Madrid, 23 sep (EFE).- El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), y la vicealcaldesa Begoña Villacís (Cs) han celebrado este lunes sus primeros cien días de Gobierno, de los que destacan el "desbloqueo" y la falta de fricciones, mientras que aseguran que la relación con Vox no es "incómoda".

Ambos han protagonizado un acto en la azotea del Palacio de Cibeles, rodeados por sus concejales, en el que, en un discurso a dos voces, han destacado el "desbloqueo" del urbanismo, aludiendo a la operación Madrid Nuevo Norte, aprobada con el texto heredado de Manuela Carmena el primer mes de Gobierno, o a los desarrollos del sureste.

"El primer día éramos dos partidos y el segundo día éramos un Gobierno", ha defendido Villacís, mientras que Almeida ha asegurado que aunque haya habido discrepancias, porque son dos partidos, no ha habido fricciones, tampoco respecto a Madrid Central, que en cumplimiento del pacto de ambos partidos no se revertirá.

Respecto a la relación con Vox, el alcalde ha dicho que no es "incómoda" porque se articula con un pacto cuyas medidas son "compatibles" con el acuerdo con Ciudadanos, a pesar de que el otro día hubiese un "intercambio de opiniones" con el portavoz de Vox, Javier Ortega Smith, a cuenta de la violencia machista.

"Que haya discrepancias no es un problema, el problema es que no encontráramos los cauces para no resolverlas", ha señalado Almeida, que empezará a negociar los presupuestos con Vox porque considera que "la izquierda no va a querer aprobar unos presupuestos que facilitan la vida de los madrileños".

En un acto sin anuncios, el Consistorio madrileño ha señalado que en el futuro no habrá "sorpresas" porque para saber su hoja de ruta solo hay que consultar el pacto de PP y Cs.

Rechazan además comparar el funcionamiento del Ayuntamiento con el del Ejecutivo autonómico, porque llevan cien días gobernando. Cuando en la Puerta del Sol tengan "más rodaje" alcanzarán, según Villacís, la misma situación que en la capital donde "las cosas están funcionando de forma muy fluida".

Además, han asegurado que trabajan "desde el primer día" en la lucha contra la venta ambulante ilegal, los mayores, los refuerzos en limpieza y seguridad, la escucha a los barrios o la apuesta por una cultura diversa y no "sectaria".

En las cosas que aún no son como quieren han aludido a la limpieza, admitiendo que "Madrid no está lo limpio que va a conseguir el Gobierno", por lo que trabajan en los nuevos pliegos para los contratos de 2021.

Además, han prometido que la rebaja fiscal se notará ya en 2020 porque la delegada de Hacienda Engracia Hidalgo podrá "cuadrar las cuentas" que según el equipo de Gobierno la anterior regidora dejó "descuadradas".

Prometen además huir de una perspectiva "asistencialista" de los servicios sociales y el plan anticontaminación que darán a conocer la próxima semana, dos ámbitos que según Almeida "patrimonializa" la izquierda.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin