Buscar

Denuncian la muerte de 40 civiles en ataques aéreos afganos en el sur de Afganistán

EFE
23/09/2019 - 13:57

Kabul, 23 sep (EFE).- Varias fuentes oficiales afganas y los talibanes denunciaron este lunes la muerte de al menos 40 civiles en dos operaciones nocturnas de las fuerzas de seguridad del país en la insegura provincia de Helmand, en el sur de Afganistán, mientras el Gobierno afgano informó que está investigando lo ocurrido.

Los ataques con apoyo aéreo se desarrollaron anoche en dos áreas del distrito de Musa-Qala, bajo el control de los talibanes, indicaron a Efe dos miembros de la Asamblea provincial de Helmand.

Abdul Majid Akhundzada, miembro de la Asamblea, dijo a Efe que en el primer incidente las fuerzas aéreas afganas bombardearon la base de un comandante talibán, a lo que siguió una operación terrestre, destruyendo por completo una vivienda cercana y matando o hiriendo a casi todos los miembros de una misma familia.

En un segundo ataque, las fuerza aéreas bombardearon varios coches del convoy de una boda provocando numerosas víctimas civiles, añadió Akhundzada.

Najeeb Ullah, una de las personas presentes durante el bombardeo y que acudió hoy al hospital de la capital regional, Lashkargah, donde fueron trasladados los heridos, dijo a Efe que 14 personas fallecieron en el ataque y 8 resultaron heridas.

"Celebrábamos una boda. Estábamos conduciendo por la noche, cuando sobre las 22.00 - hora local (17.30 GMT del domingo) - nos topamos con la operación militar", lamentó.

"Cuatro de los heridos pertenecen a mi familia, entre ellos tres son mujeres", añadió.

El presidente de la Asamblea, Attaullah Afghan, dijo que "en ambos incidentes, 40 civiles murieron y otros 13 resultaron heridos incluyendo mujeres y niños".

Según la fuente, ambas operaciones se saldaron además con la muerte de un comandante talibán, Abdul Raziq, junto a otros seis combatientes.

El portavoz del gobernador de Helmand, Omar Zwak, reconoció a Efe que "algunos civiles también fallecieron o resultaron heridos" en la operación de las fuerzas especiales además de los insurgentes.

Las autoridades afganas han abierto una investigación sobre las posibles muertes de civiles en el ataque, afirmó el Ministerio de Defensa en un comunicado, antes de añadir que en la operación "murieron 22 combatientes talibanes extranjeros y otros 14 fueron detenidos con vida".

Por su parte, los talibanes han denunciado que los bombardeos estaban dirigidos contra civiles.

Un portavoz de la formación insurgente, Zabihullah Mujahid, mostró en un comunicado imágenes de varios niños y mujeres muertos cubiertos de metralla y balas, cuya veracidad no ha podido ser establecida.

La violencia ha ido en aumento en los últimos meses en Afganistán.

Los talibanes recrudecieron sus ataques primero para obtener una posición ventajosa durante las fallidas negociaciones con Estados Unidos, a lo que siguieron los esfuerzos de las autoridades afganas de garantizar la seguridad ante las elecciones presidenciales de este sábado.