Buscar

Al menos un muerto durante nueva oleada de disturbios en la Papúa indonesia

EFE
23/09/2019 - 15:18

Yakarta, 23 sep (EFE).- Al menos una persona falleció este lunes en los enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad indonesias durante una nueva oleada de disturbios en la provincia de Papúa, región sumida en un conflicto secesionista desde hace décadas.

En la capital provincial, Jayapura, la manifestación de un grupo de universitarios independentistas desembocó en disturbios en los que falleció un soldado, seis policías resultaron heridos y cerca de 300 jóvenes fueron detenidos, informó a Efe el portavoz de la Policía de Papúa, Ahmad Musthofa Kamal.

Medios papuanos afirman que también murieron abatidos a tiros tres manifestantes, que fueron desalojados del exterior del auditorio de la universidad de Cenderawasih por carecer de permiso para protestar, según Kamal.

En la ciudad de Wamena, en el interior montañoso de la provincia, estudiantes de educación secundaria comenzaron una protesta por un supuesto insulto de un profesor a uno de los adolescentes, lo que fue tildado de "bulo" por el portavoz de la Policía.

Los estudiantes quemaron casas, almacenes y edificios gubernamentales, entre ellos el ayuntamiento, en la ciudad, que permanece sin acceso a internet y donde activistas denunciaron el uso de armas de fuego en un comunicado de prensa.

A mediados de agosto comenzó una oleada de agitación civil en Papúa tras el arresto en la isla de Java de 43 universitarios independentistas papuanos, que recibieron insultos racistas por parte de nacionalistas indonesios por presuntamente profanar la bandera indonesia.

Los disturbios generalizados en varias de las ciudades de la región fueron seguidos de un apagón de internet y la llegada de más de 6.000 soldados y policías paramilitares, lo que calmó las protestas a principios de septiembre.

En total, dos soldados y dos manifestantes han muerto en enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad, según cifras oficiales, mientras que un informe de activistas papuanos publicado la semana pasada documenta una decena de manifestantes fallecidos.

Las dos provincias son escenario desde hace décadas de un conflicto armado secesionista de baja intensidad.

Amnistía Internacional ha denunciado la impunidad de las Fuerzas Armadas en casos de asesinato, así como la restricción de acceso a periodistas y académicos extranjeros.

La región de la Papúa indonesia ocupa la mitad occidental de la isla de Nueva Guinea, un territorio rico en recursos naturales y donde el movimiento independentista cobró fuerza a partir de 1963, cuando Holanda se retiró de Nueva Guinea, su última posesión en el archipiélago.

La otra mitad de Nueva Guinea la integra el Estado independiente de la República de Papúa Nueva Guinea.