Buscar

Alemania, Francia, Italia y Malta pactan una solución para los flujos migratorios

EFE
23/09/2019 - 18:12

Roma, 23 sep (EFE).- Los ministros del Interior de Alemania, Francia, Italia y Malta acordaron hoy en La Valeta una solución para gestionar los flujos migratorios del Mediterráneo central, un pacto que rechaza España por abarcar solo esa zona y que expondrán a todos los países europeos el 8 de octubre en Luxemburgo.

"Hemos llegado a un acuerdo para un documento común que será debatido en la reunión de los ministros de Asuntos Internos en Luxemburgo el 8 de octubre", informó el titular del Interior de Malta, Michael Farrugia, en una rueda de prensa conjunta.

Los ministros de los cuatro países mencionados se han reunido en La Valeta bajo la presidencia finlandesa de la Unión Europea y con la participación también del comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramópulos.

El acuerdo al que han llegado es un primer borrador que será presentado al resto de países europeos con el objetivo de que se sumen a esta iniciativa y que la UE en su conjunto dé una respuesta común a los flujos migratorios, de momento, del Mediterráneo central.

El documento no será publicado hasta que sea entregado y leído por el resto de países socios, explicaron a Efe fuentes del Gobierno de Malta.

Las mismas fuentes indicaron que el acuerdo servirá para dar una solución a los migrantes que sean rescatados por cualquier barco, incluidos los de las ONG y también de los guardacostas de Italia y Malta, en esta área del Mediterráneo.

La nueva ministra del Interior italiana, Luciana Lamorgese, que ha sustituido al ultraderechista Matteo Salvini tras la crisis de Gobierno, dio algunos detalles del pacto en una entrevista a la televisión privada Sky y dijo que el acuerdo prevé la redistribución de los migrantes con un sistema de cuotas que se establecerá para los países comunitarios que se sumen.

Subrayó que serán distribuidos "todos los solicitantes de asilo, y no solo los que han obtenido la consideración de refugiados", que sean rescatados en el Mediterráneo central, y también especificó que será el país de acogida el responsable de gestionar su repatriación si posteriormente se demuestra que el migrante no tiene derecho a residir en Europa.

En una rueda de prensa, Lamorgese reiteró que "quienes llegan a Malta e Italia llegan a Europa" y por lo tanto todos los Estados europeos deben hacerse cargo de los migrantes que llegan a sus costas, y no solo estos dos países; y calificó la cita en La Valeta de "primer paso concreto para un verdadero enfoque europeo de acción común".

El ministro francés de Interior, Christophe Castaner, indicó que "es un primer paso de cuatro países, dos que reciben migrantes y otros dos que están comprometidos con la necesidad de dar una solución" a la inmigración, aunque la intención es "movilizar en los próximos días al mayor número de países europeos" posible.

"Trabajamos en un reglamento temporal para una zona reducida, el Mediterráneo central, y deseamos una reforma más ambiciosa en la cuestión de derecho de asilo en Europa, una reforma más ambiciosa que nos permita ayudar a Grecia, Chipre y España", sostuvo.

"No se puede dejar a Italia y Malta solos en la gestión de los flujos", expuso.

Avramópulos consideró que el sistema de reubicación que se ha practicado hasta ahora, el de redistribuir a los migrantes rescatados en barcos de ONG entre países europeos bajo la coordinación de la Comisión Europea y tras días o semanas de espera en el mar, "simplemente no es sostenible".

Apuntó a la necesidad de que los países socios afronten de forma conjunta la gestión de los flujos migratorios para que se impulse un mecanismo común que alivie a "los Estados miembros bajo presión en las rutas migratorias en el Mediterráneo".

"Es la única solución válida en el medio plazo", añadió.

El ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, afirmó el pasado 19 de septiembre en Roma, tras la reunión que mantuvo con su homóloga italiana, que la política migratoria debe ser común en toda la UE y rechazó un sistema que reubique a migrantes rescatados solo en el Mediterráneo central.

"La política debe ser común porque los propios tratados de la UE así lo disponen", señaló el responsable español. Y añadió: "No podemos parcelar el Mediterráneo, ni quién rescata a los migrantes".

"Somos y seguiremos siendo solidarios... Pero no entiendo que tengamos que participar en el reparto que dice Italia porque ya tenemos nuestras entradas, que son el doble que en Italia", y España "el año pasado, además de rescatar a los que llegan a nuestras costas, también ha acogido a un número importante de migrantes rescatados en el Mediterráneo central", subrayó Grande-Marlaska. EFE

Laura Serrano-Conde