Buscar

Crece la polémica por el contacto de Trump con Ucrania y la oposición pide investigar

EFE
23/09/2019 - 20:00

Washington, 23 sep (EFE).- El escándalo por los contactos del presidente de Estados Unidos, Donald Trumpo, con su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, para que investigara al hijo del exvicepresidente Joseph Biden continúa creciendo y este lunes los demócratas del Senado exigieron la apertura de pesquisas sobre este asunto.

El líder de la minoría demócrata en la Cámara Alta estadounidense, Chuck Schumer, dirigió una carta al jefe de la mayoría republicana, Mitch McConnell, en la que exigió a los conservadores que "cumplan con su deber constitucional" e investiguen la queja presentada por los servicios de inteligencia del país sobre la llamada telefónica de julio pasado de Trump con Zelenksi.

El diario The Wall Street Journal reveló el viernes que el mandatario de EE.UU. llamó a Zelenski para que investigara a Hunter Biden, hijo de Joseph Biden.

Según el periódico, que citó a personas conocedoras de este asunto, durante esa conversación telefónica Trump llegó a pedir hasta ocho veces a Zelenski que trabajara con su abogado personal, Rudy Giuliani, para investigara al hijo del exvicepresidente estadounidense.

Trump habló por teléfono con Zelenski dos semanas antes de que se presentase una queja interna en la inteligencia estadounidense, el 12 de agosto pasado, que ha puesto en pie de alerta al Congreso.

En su misiva, Schumer apuntó que "a la luz de esta advertencia urgente y del esfuerzo de la Administración de Trump para encubrirlo, el Senado liderado por los republicanos ha permanecido en silencio y sumiso, evitando su obligación constitucional de llevar a cabo una supervisión".

Por ello, el dirigente demócrata solicitó la convocatoria de una sesión en el Senado sobre la queja de los servicios de inteligencia y que se emita una citación para obligar al Gobierno a revelar el contenido completo de dicha queja y para que el Departamento de Justicia ofrezca detalles sobre cualquier asesoramiento legal ofrecido al Ejecutivo a este respecto.

El sábado Trump negó haber presionado a Zelenski: "Los medios de comunicación falsos y su socio, el Partido Demócrata, quieren mantenerse lo más lejos posible de la demanda de Joe Biden para exigir al Gobierno ucraniano que despida a un fiscal que estaba investigando a su hijo, o no obtendrán una gran cantidad de dinero de EE.UU", escribió el presidente en su cuenta de Twitter.

"Así que inventaron una historia sobre mí y una conversación perfectamente buena y rutinaria que tuve con el nuevo presidente de Ucrania. No se dijo nada que fuera incorrecto", agregó.

Sin embargo, el domingo admitió que había hablado sobre Joe Biden con el entonces recién elegido Zelensky en una llamada telefónica.

"La conversación que tuve fue sobre todo (para dar) la enhorabuena, mucho sobre corrupción, (sobre) toda la corrupción que está ocurriendo y principalmente sobre el hecho de que no queremos que nuestra gente, como el vicepresidente Biden y su hijo (contribuyan) a la corrupción que hay en Ucrania", dijo Trump el domingo a la prensa en la Casa Blanca.

Esta mañana, el mandatario volvió a insistir en el tema en Nueva York, adonde se ha trasladado para participar en la Asamblea General de la ONU en respuesta a una pregunta sobre si se tomaba en serio la posibilidad de que se abra un juicio político contra él por este asunto.

"En absoluto (me lo tomo) en serio, queremos asegurarnos de que el país (Ucrania) es honrado. Es muy importante hablar sobre corrupción. Si no hablas sobre corrupción, ¿Por qué darías dinero a un país que piensas que es corrupto?", subrayó Trump a los periodistas.

"Es muy importante eso, que en ocasiones hables con alguien sobre corrupción", señaló Trump antes de añadir: "Déjenme que les diga, déjenme que les diga. Lo que hizo Biden estuvo mal".

Por su parte, Giuliani optó hoy por contraatacar e insinuó en un hilo de tuits que Ucrania podría haber lavado fondos por valor de 3.000 millones de dólares a través de Hunter Biden.

Giuliani afirmó que esos fondos pasaron por Ucrania, Letonia y Chipre para acabar en EE.UU.: "La embajada de EE.UU. de (Barack) Obama dijo al banco de Chipre que no revelara la cantidad (entregada) a Biden. ¡Apesta!", aseguró.

En medio de esta controversia, la Casa Blanca está considerando publicar la transcripción de la conversación telefónica de Trump y Zelinski, informó este lunes la cadena de televisión CNN.