Buscar

Normalidad en el Valle de los Caídos ante la decisión del Supremo

EFE
24/09/2019 - 13:54

San Lorenzo de El Escorial (Madrid), 24 sep (EFE).- La mañana en el Valle de los Caídos ha discurrido con normalidad ante el goteo de turistas extranjeros y españoles que han acudido al monumento al mismo tiempo que se conocía que el Tribunal Supremo avalaba por una unanimidad exhumar los restos del dictador Francisco Franco.

A diez horas el monumento abría sus puertas con escaso público y numerosos medios de comunicación apostados a las puertas del recinto. El goteo de visitantes ha ido creciendo a lo largo de la mañana aunque en el aparcamiento sólo había una veintena de coches y tres autobuses con turistas.

Los visitantes extranjeros, de Japón, Rusia y Brasil, preguntados por la exhumación de Franco se referían a lo "bonito de la arquitectura" pero desconocían la historia de los restos del dictador.

En la tradicional misa de las 11 horas poco más de veinte personas estaban presentes en una liturgia, que no ha sido oficiada por el abad Santiago Cantera, prior de la Abadía Benedictina que regenta el Valle de los Caídos; en ella se han referido a los "caídos" y a que en su "recuerdo se fomente la paz entre todos los españoles".

A la salida de la Basílica los visitantes conocían la noticia del Tribunal Supremo. "Total, no hace daño a nadie que se quede aquí", explicaba un visitante llamado Óscar a Efe.

"Me va a dar igual donde esté enterrado, la cuestión es que siempre hay que pagar para ver todo. Es la cuestión que tenemos en España", ha indicado su pareja.

Otra de las visitantes de este martes, Mari Carmen Santana, turista de Huelva, le parece "mal" la noticia. "Me acabo de enterar. Pero si la familia quería que se le llevara a la Almudena debería haber sido allí", ha explicado.

La onubense acude al monumento de "turismo total" y "poco le importa" la presencia de la tumba de Franco en este emplazamiento.

"No es un tema que me preocupe especialmente pero no estoy a favor de que saquen a Franco de aquí. Pienso que hay que dejarle descansar. Lo pasado, pasado está y es historia", explica otra visitante, Carmen.

Esta madrileña considera que el Valle de los Caídos es una "obra arquitectónica impresionante" y el "recuerdo de algo que paso que no tiene que volver a suceder en la vida" y culpa a los políticos de la polémica sobre la exhumación.

Otro turista argentino se pregunta si con esta decisión "van a cambiar lo sucedido atrás". "Porque miramos atrás. MIremos al futuro adelante que sacamos que ganamos haciendo esto", relata.

"Es una derrota nunca asumida. Una revancha a esa derrota que lo único que ha hecho revitalizar una historia dormida . Es una utilización política, ni más ni menos. No obedece al sentir del pueblo español. Es un tema ya olvidado que forma parte de nuestra historia y que duerma tranquilamente", explica otro visitante que no se quiere identificar.

Opinión contraria tiene Miguel, un ciudadano belga de origen español ya que sus padres emigraron de nuestro país por la dictadura. "Siempre ha sido un tema muy silenciado", reconoce al tiempo que se alegra que ahora se dé altavoz a estas reivindicaciones.

"Me da igual Franco no vengo por él, me gusta la naturaleza y por eso vengo. Me da igual", dice otro ciudadano residente en Madrid.

Con el paso de las horas, el Valle de los Caídos ha recibido a más personas; "es un negocio por 9 euros la entrada", criticaba uno de los jóvenes que habían acudido por "curiosidad".

Pocos eran los visitantes que conocían la decisión judicial del Tribunal Supremo y también escasos los que se mostraban favorables a la sentencia.

Borja Méndez.