Buscar

Renuncia el polémico secretario de Transporte, figura clave en el caso de Aerolíneas

EFE
1/07/2009 - 23:24

Buenos Aires, 1 jul (EFE).- El secretario argentino de Transporte, Ricardo Jaime, figura clave en la expropiación de Aerolíneas Argentinas a un grupo español, presentó hoy su renuncia "indeclinable" a la presidenta Cristina Fernández, informaron fuentes oficiales.

"Por razones personales he presentado la renuncia en forma indeclinable al cargo con el que me ha honrado la señora presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner" dijo Jaime en declaraciones a la agencia oficial Télam.

"He cumplido una etapa y ratifico plenamente mi pertenencia, mi lealtad, mi compromiso y mis convicciones con el proyecto que llevan adelante desde el punto de vista político e institucional la compañera presidenta y el compañero (ex presidente) Néstor Kirchner", añadió.

Jaime es el segundo funcionario que dimite tras la derrota del oficialismo en las elecciones legislativas del pasado domingo, ya que el lunes Graciela Ocaña renunció como ministra de Salud en medio de un explosivo avance de la gripe A en el país.

Ricardo Jaime, de 54 años y considerado un "hombre fuerte" del "kirchnerismo", era uno de los funcionarios más cuestionados del Gobierno, entre otras cosas por el polémico manejo de subsidios millonarios al transporte público.

El funcionario se había hecho cargo de la Secretaría de Transporte en 2003, cuando accedió al poder el peronista Néstor Kirchner, esposo y antecesor de Cristina Fernández.

Desde su puesto tuvo una participación central en el proceso de expropiación de Aerolíneas Argentinas al grupo español Marsans, en el manejo de los ferrocarriles que volvieron a la órbita del Estado y en la relación con las fuertemente subsidiadas empresas de transporte.

Además de la dimisión de Jaime, la prensa local se ha hecho eco de versiones que indican que también habría presentado su renuncia el polémico secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora