Política

La OEA y el Centro Carter facilitarán la reanudación de las relaciones Colombia-Ecuador

Bogotá, 9 oct (EFE).- Los Gobiernos de Colombia y Ecuador acordaron hoy que la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Centro Carter ejerzan como "facilitadores" en el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países, rotas desde marzo de 2008.

Ambas organizaciones asumirán ese papel en la llamada "comisión de asuntos sensibles", uno de los tres órganos de trabajo bilateral que ambas naciones activaron hoy en Ipiales, localidad de la frontera sur de Colombia con Ecuador.

El consenso lo alcanzaron los cancilleres Jaime Bermúdez, de Colombia, y Fander Falconí, de Ecuador, en su segundo encuentro formal desde que se rompieron los lazos diplomáticos por decisión de Quito, tras un bombardeo colombiano a territorio del país vecino.

Bermúdez y Falconí mantuvieron su primera reunión oficial el pasado 24 de septiembre en Nueva York, adonde viajaron para asistir a la Asamblea General de la ONU.

Allí trazaron una "hoja de ruta" que incluía la conformación de tres comisiones bilaterales de trabajo -de seguridad y criminalidad, de desarrollo fronterizo y de asuntos sensibles- y la designación, durante este mes de octubre de encargados de negocios en Bogotá y Quito.

Dichos comités fueron activados en Ipiales, lugar al que también viajaron los ministros de Defensa de ambos países, el colombiano Gabriel Silva y el ecuatoriano Javier Ponce, junto al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y la representante del Centro Carter, Jennifer McCoy.

"Gracias a la generosidad y el ofrecimiento de la OEA y el Centro Carter, los dos Gobiernos hemos acordado que vamos a trabajar con las dos organizaciones como facilitadoras en el trámite de estos temas sensibles que permitan normalizar las relaciones de los dos países", declaró Bermúdez al finalizar la reunión conjunta.

El canciller colombiano se abstuvo de entrar en detalles sobre los asuntos sensibles, ya enunciados en el pasado por el Ejecutivo en Bogotá, y que tienen relación con las consecuencias de la crisis diplomática: el bombardeo colombiano del 1 de marzo de 2008 al campamento de la guerrilla de las FARC en el norte ecuatoriano.

En aquella operación fue abatido el segundo al mando y portavoz internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Luis Edgar Devia, alias "Raúl Reyes", junto a otras 25 personas, entre ellas un presunto rebelde ecuatoriano y cuatro universitarios mexicanos.

Dos días después del ataque, el presidente Rafael Correa rompió relaciones con el Gobierno del colombiano Álvaro Uribe, al que acusó de agresión y violación de la soberanía nacional de Ecuador.

La acción militar es investigada por un fiscal ecuatoriano, que pidió una orden de captura contra el ex ministro colombiano Juan Manuel Santos, titular de Defensa por la época del bombardeo, caso que está dentro del conjunto de asuntos sensibles que la OEA y el Centro Carter ayudarán a superar.

Es un "placer tener un papel pequeño en este acercamiento, (y) estamos dispuestos a dar nuestro apoyo", confirmó la norteamericana McCoy, de la organización no gubernamental (ONG) creada por el ex presidente estadounidense Jimmy Carter y quien compareció ante la prensa en Ipiales junto a los delegados de ambos países.

La representante del Centro Carter dijo que felicitaba de parte del antiguo jefe de Estado a Colombia y Ecuador por "haber tomado estos pasos" en procura del restablecimiento de sus relaciones, proceso que continuará el próximo 3 de noviembre, con un tercer encuentro formal, esta vez en Ecuador.

Para entonces, Bogotá y Quito ya tendrán designados sus encargados de negocios, lo que, según dijo Falconí, habrá sido "un paso muy importante en términos diplomáticos, porque esto implica casi el restablecimiento de un clima de confianza".

Mientras tanto, Silva y Ponce se comprometieron a reunirse el próximo 19 de octubre en Ibarra (Ecuador) para reactivar la Comisión Binacional Fronteriza (Combifron), órgano responsable de los asuntos de seguridad y cooperación contra grupos armados ilegales, narcotraficantes y contrabandistas de armas.

"Este será el espacio institucional para compartir información y para estrechar la cooperación entre los países en esta materia", dijo Silva, quien viajó a la frontera común con informes sobre dos supuestas bases de las FARC en territorio de Ecuador.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin