Buscar

Cuba libera a dos presos políticos y a un español tras la reunión entre Castro y Moratinos

EFE
20/10/2009 - 21:04

La Habana, 20 oct (EFE).- El Gobierno cubano ha liberado sin condiciones a dos presos políticos y dejó en libertad provisional a un empresario español detenido hace varias semanas, tras reunirse el lunes el ministro de Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, con el presidente de la isla, Raúl Castro.

Los presos políticos son Nelson Alberto Aguiar Ramírez y Omelio Lázaro Ángulo Borrero, y el empresario es Pedro Hermosilla, por quien Moratinos se interesó durante su viaje de dos días a Cuba porque lo conoce personalmente, según informaron hoy a Efe fuentes diplomáticas.

Tras su llegada a Madrid, Moratinos expresó su satisfacción por esas liberaciones y dijo que son una prueba de que la política de diálogo y respeto mutuo del gobierno español hacia la isla da "resultados".

Además, recalcó que las liberaciones son "resultados, no gestos, ni actitudes".

El ministerio valoró de modo especial la concesión de la libertad provisional a Hermosilla, aunque subrayó que eso no implica el archivo de los cargos que se le imputan.

El portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, aseguró que la decisión de La Habana es solo "más de lo mismo: el gobierno continúa regalando presos políticos a cuentagotas", pero "quedan otros 200 en su enorme gulag".

Aguiar, dirigente del Partido Liberal Ortodoxo, es uno de los 75 opositores apresados en la oleada represiva de la primavera de 2003 y tenía una condena de 13 años.

Fue liberado a primera hora de este martes y se encontró en su residencia de La Habana con su esposa, Dolia Leal, que ha pedido transmitir su agradecimiento a Moratinos.

Ángulo fue excarcelado en 2005 por motivos de salud, pero no podía salir del país -tiene visado para Costa Rica-, y ahora ha quedado libre sin condiciones, un año antes del término de su condena en diciembre de 2010.

En declaraciones a Efe el disidente agradeció la gestión humanitaria de los gobiernos de España y Costa Rica, adonde piensa viajar ahora para reunirse con su familia.

No obstante, explicó que no descarta la posibilidad de viajar a España o a Estados Unidos en caso de que esos países también le concedan un visado.

Su detención ocurrió 15 días después de la oleada represiva de 2003, y fue condenado a 8 años de cárcel por un supuesto delito de espionaje para el gobierno de Estados Unidos.

El empresario español Hermosilla, presidente del Grupo AGEM (Auxiliar General de Electromedicina), estaba detenido desde hace varias semanas en un centro de la Seguridad del Estado en La Habana, y anoche las autoridades cubanas lo dejaron en libertad provisional.

Fuentes diplomáticas indicaron que Moratinos se interesó por él durante sus reuniones con Raúl Castro y otras autoridades cubanas, y la liberación se produjo en las últimas horas del lunes, cuando acababa su visita a la isla.

Hermosilla, que está acusado de corrupción, está libre sin fianza pero su caso no está cerrado y no podrá abandonar Cuba, donde ha tenido negocios de suministro de material hospitalario desde hace décadas.

Aparte de esos tres casos, las autoridades cubanas concedieron permiso para salir de la isla a Elsa Morejón, esposa del preso político Oscar Elías Biscet, condenado a 25 años de prisión en la primavera de 2003.

Morejón, a quien el gobierno negaba hasta hoy el permiso de viaje, dijo a Efe que agradecía a la embajada de España, a la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana y a la Unión Europea las gestiones realizadas para que se le otorgara el permiso.

Añadió que ahora planea ir a España para atenderse un problema de salud "sospechoso de malignidad" en una clínica de Oviedo, y en cuanto lo resuelva regresará a Cuba "lo antes posible".

En febrero de 2008 las autoridades de la isla liberaron a siete presos después de que los gobiernos de España y Cuba celebraran en Madrid la segunda reunión del mecanismo de diálogo sobre derechos humanos abierto en 2007.

Cuatro de los excarcelados pertenecían al grupo de los 75 y viajaron a España tras su liberación.

Entre ellos estaba Alejandro González Raga, del Movimiento Cristiano Liberación, condenado a 14 años de prisión, y José Gabriel Ramón Castillo, director del Instituto Independiente "Cultura y Democracia", con 20 años de pena.

También Omar Pernet, del Movimiento Nacional de Derechos Humanos "Mario Manuel de la Peña", y Pedro Pablo Álvarez, presidente del Consejo Unitario de Trabajadores, ambos con condenas de 25 años.