Política

Bachelet firma el decreto que establece en Chile el 'Día del Ejecutado Político'

Santiago de Chile, 30 oct (EFE).- La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, firmó hoy un decreto que declara el 30 de octubre como "Día Nacional del Ejecutado Político", en memoria de los millares de asesinados por agentes del Estado durante la dictadura de Augusto Pinochet.

"Nos ha parecido (la medida) una manera importante y relevante de tener presente a los compatriotas que fueron víctimas de la inclemencia de una época que no puede volver, y de reafirmar nuestro compromiso con los Derechos Humanos, en todo tiempo y lugar", dijo Bachelet, al explicar el fundamento del decreto.

Este día será dedicado "a quienes fueron víctimas de la intolerancia y de la violencia", dijo Bachelet durante el acto de firma, celebrado en el Palacio de La Moneda (casa presidencial), al que asistieron dirigentes de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos

También estuvo el diputado socialdemócrata Tucapel Jiménez, hijo de un líder sindical del mismo nombre, que fue secuestrado el 25 de febrero de 1982 por miembros de la policía secreta de Pinochet, que en un camino rural cerca de Santiago le dispararon en el cráneo y lo degollaron.

"Para que nunca más sea atropellada la vida humana por el Estado, para que nunca más se simulen enfrentamientos para ocultar ejecuciones sumarias, para que nunca más se oculte la verdad o se mienta acerca del destino o las circunstancias de la muerte del ser querido", dijo la mandataria socialista chilena.

Bachelet recalcó que la iniciativa ni busca "revivir permanentemente el pasado" e insistió en que "verdad, justicia y reparación" han sido los pilares de la acción de los Gobiernos democráticos frente a los crímenes de la dictadura.

Esos pilares "deben mantenerse. Hemos acometido esta tarea sin espíritu de revancha ni sectarismo", remarcó Bachelet, que insistió en la importancia de que Chile cuente con un Instituto de Derechos Humanos, que asegure la conservación de la memoria y la promoción de una cultura de respeto a las personas de forma permanente.

"Nos parece muy importante que logremos contar con un instituto de Derechos Humanos que esta semana dio un paso significativo en la aprobación de la Cámara a las observaciones que yo presenté para su perfeccionamiento y espero que en el Senado ocurra otro tanto", manifestó, en alusión a un proyecto que se tramita en el Congreso.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), según informes elaborados tras la recuperación de la democracia, unos 3.200 chilenos fueron asesinados por agentes de la dictadura, de los que unos 1.200 son considerados aún detenidos desaparecidos, y unos 28.000 sufrieron tortura y cárcel por causas políticas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin