Buscar

La CEPAL aboga por un cambio del modelo industrial en América Latina

EFE
29/11/2009 - 19:30

Lisboa, 29 nov (EFE).- La secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, pidió hoy un cambio del modelo de política industrial en América Latina que promueva la eficiencia del mercado.

Debemos "favorecer las redes de cadenas y distritos productivos incluyendo los de menor productividad", añadió Bárcena, que participó en el V Encuentro Empresarial Iberoamericano en Lisboa que precede a la XIX Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, que empieza hoy en Estoril (Portugal).

La alta funcionaria apostó por una "jerarquización" de la política científica y tecnológica en América Latina y una "visión sistemática" de la innovación para lo que puso como ejemplo a Brasil.

"¿Cómo medimos innovación? La productividad es una vara de medir. No estamos teniendo éxito", expresó al tiempo que propuso reducir la brecha digital en la población de la región a través de la promoción de la banda ancha como bien público global -no gratuito, matizó- en el que el Estado tiene que garantizar el acceso a todos los habitantes.

Bárcena trazó el panorama macroeconómico actual latinoamericano, constató la recuperación de algunos indicadores, como el del comercio, y situó la caída del PIB regional en el 1,7 por ciento en 2009.

Por su parte la directora para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Rebeca Grynspan, que también intervino en el encuentro, comentó las diferencias en materia de recuperación económica entre las naciones de la región.

"La recuperación en América Latina es heterogénea, con matices en el norte y más comprometida que en el sur", manifestó al apuntar el progreso técnico y la expansión de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) como elementos de "dinamización".

"Igualmente importante será el dinamismo de la económica verde, biocomercio y energías renovables", aseguró Grynspan, quien puso como ejemplo de desarrollo a Brasil, por "el pragmatismo y fortaleza del Estado y sector privado", al recordar que su nivel de pobreza ha descendido el 2% en periodo de plena crisis.

La directiva del PNUD demandó una estrategia a largo plazo para afrontar los problemas de la zona y recordó que el impacto de la crisis en América Latina fue "menor que en el resto del mundo a excepción de Asia".

Bárcena, la responsable de la CEPAL, también se refirió a las consecuencias de la recesión e ilustró un aumento de la pobreza en 2009 hasta los 189 millones de personas y una tasa de paro de 8,5%.

Latinoamérica es "la región mas desigual del mundo", alertó tras citar como uno de sus problemas graves una gran brecha fiscal por la que se tributa poco y mal y sin progresividad.

No obstante, constató medidas positivas en países como Brasil, Chile, México, Colombia y Perú, que tomaron medidas fiscales adecuadas y aumentaron la tasa de expansión del gasto público.

El énfasis en el salario mínimo y en el seguro de desempleo fueron otras dos medidas aplaudidas por la responsable de la CEPAL, que reconoció el esfuerzo de los países por practicar medidas de corte social.

Por último, Grynspan, del PNUD, avisó de que, a pesar de resultados relativamente esperanzadores, la desnutrición, la muerte infantil y materna y la situación de las personas en pobreza extrema son problemas que aún azotan a la región.

Luchar contra ellos, pronosticó, supondrá un esfuerzo de varios años en tanto algunos países se verán limitados para mantener el gasto social.