Política

Pujol denuncia que Cataluña y C.Valenciana se encuentran arrinconadas sin el corredor del AVE Mediterráneo

Alicante, 18 ene (EFE).- El presidente de la Generalitat catalana entre 1980 y 2003, Jordi Pujol, de CiU, ha denunciado que tanto Cataluña como la Comunitat Valenciana están "arrinconadas" por carecer del corredor ferroviario Mediterráneo de alta velocidad (AVE) tanto de pasajeros como de mercancías.

En una comparecencia con periodistas en Alicante, con motivo de la conferencia organizada por Caja Mediterráneo (CAM) "El eje mediterráneo en el contexto español y mediterráneo", el ex presidente catalán ha culpado a la "concepción rabiosamente radial" de las infraestructuras españolas como causante de esta situación.

Ha subrayado que ciudades como Valencia y Alicante deberían estar "unidas" entre sí y con Europa por la alta velocidad ferroviaria, y en este sentido ha abundado en que "lo lógico, racional y productivo" es que esta línea desde la Comunitat Valenciana "pase por Barcelona".

Pujol, que ha demostrado su conocimiento de la actividad económica valenciana, ha insistido en que es "urgente por muchos motivos" que se acometa esta infraestructura, sobre todo para no perjudicar a los sectores productivos.

En cambio, ha lamentado que "Madrid tenga un concepto radial de España" con conexiones del AVE entre la capital y Valencia, Alicante, Castellón y Barcelona, respectivamente, e incluso proyectando una línea que una el puerto de Algeciras (Cádiz) con Europa a través de Madrid, sin acometer la línea por el litoral.

Frente a esta visión radial, ha puesto de manifiesto que tanto Cataluña como "el País Valenciano" comparten su "vocación exportadora" y que resulta fundamental que estén conectados directamente con el resto del continente con el AVE.

También ha comentado que esta red ferroviaria de alta capacidad es imprescindible para lograr que los barcos cargados de mercancías que llegan a Europa desde Asia a través del Canal de Suez apuesten por desembarcar en los puertos de Barcelona o Valencia.

A este respecto, ha hecho hincapié en que todavía hay que "ganar esta batalla" para que estos mercantes hagan llegar sus productos a la UE desde Barcelona o Valencia, y no a través de Marsella, Génova o alcanzando Rotterdam, tras rodear la península Ibérica.

"Hay muchos intereses económicos comunes", ha enfatizado el ex presidente del gobierno catalán antes de instar a superar las posibles "suspicacias" que existen para mejorar la colaboración entre ambas regiones.

Aparte de todo lo referente al eje mediterráneo, Pujol ha esgrimido el argumento de que está "retirado de la política" al ser preguntado por otras cuestiones de actualidad, como el futuro del trasvase Tajo-Segura o las relaciones entre los presidentes catalán, José Montilla, y valenciano, Francisco Camps.

Sobre este último asunto sí ha recordado que en la etapa que coincidió con Eduardo Zaplana hubo alguna visita mutua en las que "alguna cosa se arregló", aunque los encuentros se organizaron con "discreción" para evitar que fueran interpretadas con un intento de la Generalitat catalana de "inmiscuirse" en la Comunitat.

También ha opinado sobre el peso de la construcción en las tasas de desempleo, lo que hace que sea más "difícil" resolver el problema, y sobre la "potencia" del territorio valenciano en ámbitos como el sector turístico.

Asimismo, ha citado algunos aspectos polémicos entre ambas autonomías, como la denominación de la lengua que considera "científicamente" común o la retransmisión de la TV3 en la Comunitat, asuntos que confía en que queden superados.

Una vez concluida la rueda de prensa, Pujol, que ha llegado acompañado de su esposa, Marta Ferrusola, ha evidenciado su conocimiento del tejido productivo alicantino preguntando a los periodistas por las necesidades de los jugueteros de Ibi, Tibi y Onil y por los fabricantes de calzado del entorno de Elda.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin