Política

¿Es un disparate que musulmanes y judíos descansen otros días?

La Ley de Libertad Religiosa es uno de los proyectos ideológicos estrella del programa electoral del PSOE de Rodríguez Zapatero. La propuesta de ampliar los días de descanso de musulmanes y judíos y satisfacer así a sus confesiones ha encendido la polémica. ¿Comparten los españoles de a pie no parecen compartir la idea?

Antes del verano

La crisis económica ha retrasado la mayoría de las iniciativas pero el Ejecutivo ya ha hecho saber que, tras aprobarse la reforma del aborto, la ley será debatida en el Congreso antes del verano, por lo que en fecha próxima el consejo de ministros remitirá el proyecto al Consejo de Estado, que deberá informarlo. De hecho la Dirección General de Relaciones con las Confesiones ya ha mantenido una serie de contactos con la Conferencia Episcopal y con los representantes de las principales iglesias.

Las propuestas de Caamaño

Según ABC, el ministro Caamaño habría preparado dos proyectos de ley, uno 'generalista', que apenas extendería la ley vigente, que data de 1980, a las confesiones minoritarias que hoy quedan relativamente excluidas de la norma, sin entrar en concreciones como la retirada de los crucifijos y símbolos religiosos de las aulas de la escuela pública según la famosa sentencia del Tribunal de Estrasburgo relativa a Italia (sería en este caso el reglamento de la ley el que entraría en detalle). El segundo proyecto, sería más concreto y ya incluiría estas limitaciones.

Con independencia de que tienen razón quienes afirman que una reforma de la legislación vigente ?la ley 7/1980- puede ser objetivamente conveniente pero carece de toda demanda social, es importante que se evite que la reforma sea paradójicamente un recorte de la libertad vigente, que proviene precisamente de la falta de una normativa específica.

La necesidad del laicismo, necesidad de la tradición

Además, parece evidente que lo que debe perseguirse es intensificar la laicidad del Estado, en cuyo marco puedan desenvolverse las diferentes religiones, y no someter al Estado a las asimetrías de una pluralidad entre creencias no siempre compatibles entre sí. Además, es defendible la idea de que la sociedad española tiene derecho, corporativamente, al mantenimiento de una tradición cultural ?vinculada para algunos a determinadas creencias religiosas pero totalmente desligada de ellas en muchos casos- con la que se siente identificada.

La polémica surgida por el descanso de musulmanes y judíos

Estas precisiones que anteceden vienen a cuento de la perplejidad que suscitan algunas noticias que llegan a los medios. En concreto, se entiende mal la insinuación gubernamental de que se dispondrá que los seguidores de las religiones minoritarias puedan descansar un día de la semana distinto del domingo (el viernes los musulmanes, los judíos el sábado).

Es muy probable que la opinión pública, casi unánimemente, califique semejante propuesta de disparate, que va absolutamente en contra del espíritu de una verdadera ley de libertad religiosa dictada por un estado constitucionalmente aconfesional, laico.

El descanso laboral, que en Occidente tiene lugar el domingo y por extensión el sábado, responde a una lógica civil, aunque en los ancestros tenga un origen religioso. En consecuencia, habrán de ser las diferentes confesiones las que se adapten a los desarrollos cronológicos que han ido perfilándose durante siglos de decantación intelectual, revoluciones políticas y luchas sociales.

Cuestión privada

Por decirlo más claro, la laicidad del Estado significa que la religión ha de ser, sobre todo, una cuestión privada, sin perjuicio de que tenga visibilidad en la medida en que no colisione con otras creencias ni choque con la ley civil. Y en especial, cuando exista una tradición incontestada de presencia pública (las manifestaciones religiosas de la Semana Santa, por ejemplo).

Una única ley, un único Estado

En todo caso, el Estado deberá luchar por la existencia de una sociedad única, no compartimentada ni escindida en reductos religioso-culturales particularistas e impermeables. El criterio democrático debe consistir en la existencia de una única sociedad, una única ley, un único Estado. En ese marco, el pluralismo y la libertad deben ser plenos, pero en modo alguno debemos avanzar hacia un multiculturalismo divisor que debilite la idea de nación, el concepto de sociedad unitaria, el grandioso principio del pueblo soberano autodeterminándose de una sola pieza.

comentarios19WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 17

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Quió
A Favor
En Contra

El Estado es laico y tiene que regular la vida social, laboral y económica en todo el país independientemente de la confesión religiosa de sus habitantes, por lo tanto, las leyes, reglamentos o disposiciones, etc, deben obligar a toda la población. Si establecemos leyes según corporaciones, religiones, nacionalidades, lugar de nacimiento, sexo, etc. estamos haciendo un flaco favor a la igualdad, al progreso y a la libertad y volvemos a la Edad Media donde las leyes obligaban según religión, sexo, categoria social, etc.

¿de que nos habrá servido el Renacimiento, la Reforma, las guerras de religión en Europa, el Siglo de las Luces, la Ilustración, la Independencia de USA, la Revolución Francesa, etc, por no hablar de la Declaración de Derechos del Hombre de la ONU, si hacemos leyes retrógradas y regresivas?...

Puntuación 21
#1
A. Lucard
A Favor
En Contra

A los musulmanes sin papeles se les podría mandar a descansar a sus países de origen. Y a los que tengan papeles, me parece bien, que les otorguen todos los derechos del mundo, pero los va a contratar Rita la Cantaora.

¿Están locos los del gobierno, con la crisis demencial que tenemos encima se ponen a distraer la atención con cosas surrealistas? Que dediquen más tiempo a los 100.000 millones de euros de deuda pública que vence este año y que es posible que no se pueda renovar sin pedir ayuda al FMI o la UE...

Puntuación 33
#2
kakokike
A Favor
En Contra

Al parecer, al presidente de gobierno es que no le gusta nada de nada de nada, lo que hay en España. Quiere una nueva.... lo que sea, a su gusto, a sus creencias, ideas.... Lo más fácil sería que se fuera a hacer buñuelos por ahí.... a cualquier país musulman (creo que Israel es bastante más .... civilizado con más talante real). Que explique sus propuestas en Iran, Irak, Afganistan, Marruecos, Libia.... y por ahí una inmensa retaila de paises islamistas,,,,¿Que creen que pasaría?. Si quiere experimentos, que los haga fuera, pero en persona.... y luego hablamos

Puntuación 13
#3
Una señora
A Favor
En Contra

Soy mujer y a lo que no estoy dispuesta es a que religiones machistas entre las machistas, como son la árabe y la musulmana, progresen en España. O se actualizan o van a tener batalla. Ha costado sangre sudor y lágrimas llegar hasta donde hemos llegado en la lucha por la efectiva igualdad de la mujer y no vamos a aceptar ahora un modelo de familia mususmana cargado de hijos, con la mujer en su casita descansando y pagando todos de nuestros impuestos el colegio, la sanidad y hasta la alimentación diaria de los niños. Y no olvidemos que por más esfuerzos que nosostros hagamos por asimilarlos, ellos están educados en el odio. Sólo son asimilables los que renuncian a sus costumbres. No se han asimilado en países de europa donde llevan decenios.

Puntuación 8
#4
angel
A Favor
En Contra

Lamentablemente son religiones mafiosas. Lo que menos les importa es el otro.O sea que son egoistas.Si los católicos exigieran lo mismo dentro de aquellas naciones, la respuesta seria: NEGATIVA. El govierno español debe velar x sus ciudadanos mayoritarios: catolicos.

Puntuación 7
#5
AGNOSTICO
A Favor
En Contra

El problema no son las religiones, sino las personas, y en este caso los inútiles políticos de turno, se ponen a debatir lo que nadie pide ni hace falta.

PORQUE NO LEGISLAN PARA EVITAR TANTO POLITICO CHORIZO

El artículo muy bien escrito lo dice claro:

Con independencia de que tienen razón quienes afirman que una reforma de la legislación vigente ?la ley 7/1980- puede ser objetivamente conveniente pero carece de toda demanda social, es importante que se evite que la reforma sea paradójicamente un recorte de la libertad vigente, que proviene precisamente de la falta de una normativa específica.

Tambien pone claramente que la religion es un tema privado.

Si no hay demanda social ni problemas para que se meten a modificarlo, estos políticos no tienen otra cosa que hacer?

Puntuación 6
#6
wwwww
A Favor
En Contra

me da asco y repugnancia de los politicos y sobretodo de este zapatero hijo de mala madre que maldita sea su estampa so puerco

Puntuación 2
#7
de
A Favor
En Contra

¿Qué quiere Zapatero? ¿Otro enfrentamiento armado?

Puntuación 2
#8
juan jose
A Favor
En Contra

den tiempo para escribir los comentarios pues a algunasc personas nos cuesta encontrar las letras sobre todo a algunos mayores

Puntuación 2
#9
juan jose
A Favor
En Contra

a los que creemos en dios que nos den el jueves pues el domingo es festivo de por si y nos pertenece o ahora las empresas van a abrir los domingos para que todos esos vayan los domingos a trabajar

Puntuación 2
#10
JJJ
A Favor
En Contra

Zapatero es como el conde Don Julin, que entrego a España a Tarik y Muza. Este personaje odia a España . Se le paró el reloj en la guerra civil.

Puntuación 3
#11
mercenario
A Favor
En Contra

No entiendo a que juega el socialismo español. Creo que viven demasiado bien por no hacer nada. No son conscientes de que la kk cuanto mas se mueve mas huele.

En todo caso, como ateo que soy , me pido festivo los jueves, o que me los devuelvan con mas días de vacaciones. ¿Somos o no somos iguales ante la ley?.

Por favor, cuanta estupidez en la mente de estos politicuchos.

Puntuación 3
#12
Ojosano.org
A Favor
En Contra

La única propuesta inteligente sería trasladar todos los festivos locales, regionales, nacionales, religiosos o laicos, a viernes o sábado, estableciendo un máximo de días festivos al año. Esto ya se hace en paises económicamente desarrollados en los que la religión no interviene en absoluto en asuntos de Estado.

Gracias.

Puntuación -1
#13
freedom
A Favor
En Contra

Si quieren trabajar en nuestro pais que se amolden a nuestro sistema de trabajo, si quieren practicar su religion que se que den en su casa natal.

Puntuación 1
#14
Nacho
A Favor
En Contra

Me parece justo siempre que trabejen en Navidad, domingos, fiestas patronales, Semana Santa, etc Se tienen que adaptar al calendario laboral de cada país, si no yo me hago practicante de varias religiones y no pego palo en toda la semana.

Puntuación 1
#15
jefe de obra
A Favor
En Contra

Para Nacho 17. Si me parece justo que trabajen esos días, por que el resto, se escaquean y no dan ni chapa.

Puntuación 0
#16
fermin
A Favor
En Contra

Respuesta al 10

ZP quiere asegurarse votos en las próximas elecciones ¿ó es que no lo ven? Se le ha visto el plumero

www.implantaciondedatos.com

Puntuación 0
#17