Buscar

El Congreso comunica su recorte de sueldos al Defensor del Pueblo y al Tribunal de Cuentas para que hagan lo propio

1/06/2010 - 19:15

La Mesa del Congreso acordó hoy comunicar formalmente al Defensor del Pueblo y al Tribunal de Cuentas los recortes de sueldos adoptados hace una semana en la Cámara Baja, confiando en que actúen en consecuencia y sigan el mismo ejemplo, se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias.

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La Mesa del Congreso acordó hoy comunicar formalmente al Defensor del Pueblo y al Tribunal de Cuentas los recortes de sueldos adoptados hace una semana en la Cámara Baja, confiando en que actúen en consecuencia y sigan el mismo ejemplo, se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias.

En coherencia con la reducción de las retribuciones de altos cargos aprobada en el decreto ley de medidas extraordinarias para la reducción del gasto público, las Cortes Generales aprobaron hace una semana una bajada de sueldos de los parlamentarios, cifrada en el 10 por ciento de su asignación básica y en ese porcentaje u otro superior en los distintos complementos que se cobran en función que desempeñan algunos diputados y senadores.

Tanto la Oficina del Defensor del Pueblo, cuyo presupuesto depende del de Cortes Generales, como el Tribunal de Cuentas, habían 'escapado' del recorte de sueldos pues no les mencionaron ni las Mesas del Congreso y del Senado ni el propio decreto ley que fijaba las retribuciones de los miembros del Gobierno y de distintas instituciones del país.

También el Banco de España había quedado fuera y, al ser señalado en distintos medios de comunicación, la pasada semana tuvo que dar a conocer que también reducía sus retribuciones, que no constan en los Presupuestos Generales del Estado.

Hoy la Mesa del Congreso ha decidido poner fin a este 'limbo' y ha decidido trasladar a las sedes del Defensor del Pueblo y del Tribunal de Cuentas un informe con las medidas adoptadas en el Parlamento con la idea de que en las dos instituciones se aplique también esa reducción de sueldos. Eso sí, no marcan porcentajes y dejan que sean las cúpulas de estas instituciones quienes determinen cómo se concreta el recorte.