Buscar

Barak elige jefe de Ejército a quien dirigió la operación Plomo Fundido

EFE
22/08/2010 - 12:18
Cotizaciones relacionadas
Plomo 2.235,00 0,00%

Jerusalén, 22 ago (EFE).- El ministro de Defensa, Ehud Barak, anunció hoy la elección como jefe del Estado Mayor de Yoav Galant, que estuvo al mando de la operación Plomo Fundido en Gaza, en la que Israel cometió crímenes de guerra, según un informe de la ONU.

Nacido en 1958 en Yaffa, próxima a Tel Aviv, Galant "es un veterano oficial con una rica y variada experiencia operacional, unas probadas cualidades de liderazgo y capacidad para liderar el Ejército ante los retos que afronta él y el Estado de Israel", dijo Barak sobre la decisión en la reunión semanal del consejo de ministros.

Galant dirige la Comandancia Sur desde poco después de que Israel evacuara Gaza de soldados y colonos en 2005, por lo que su misión ha estado sobre todo centrada en lidiar con los ataques con cohetes que lanzan desde la franja las milicias palestinas.

En diciembre de 2008 y enero de 2009 estuvo al mando de la ofensiva en Gaza "Plomo (LEAD.212)Fundido", en la que fueron asesinados unos 1.400 palestinos (en su mayoría civiles) y 13 israelíes.

El nombramiento de Galant, que se someterá a votación en la siguiente reunión del gabinete, el próximo domingo, busca poner fin a una polémica que ha sacado a la luz toda una serie de triquiñuelas, envidias y golpes bajos en el seno del Ejército.

Se trata de un documento, muy probablemente falso y filtrado a un conocido periodista, según el cual Galant habría contratado a una empresa de relaciones públicas para promover su candidatura al máximo escalafón militar a costa de desprestigiar a uno de sus oponentes y de echar leña al fuego de las tensas relaciones entre Barak y el aún jefe del Estado Mayor, Gabi Askenazi.

El propio Barak reconoció hoy que "el actual estado de cosas" obligaba a "hacer el nombramiento con rapidez para restaurar la estabilidad en el interior del Ejército".

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, intervino en la misma línea al alabar la "sabia" decisión, que "traerá de vuelta la estabilidad a todos los escalafones del Ejército".

El estallido del escándalo "Galantgate" había paralizado el proceso de selección, en el que participaban otros cuatro altos mandos militares, de los que sólo dos, Gadi Eisenkot y Benjamin Gantz, tenían verdaderas posibilidades y que posiblemente opten por retirarse, según fuentes militares citadas por el diario "Haaretz".

Se espera que los otros dos hombres, Avi Mizrahi y Gadi Shamani, considerados por analistas "hombres de paja" escogidos para hacer bulto en la selección, aspiren ahora al puesto de número dos del Ejército.