Política

Berlusconi supera también en el Senado el voto de confianza a su Gobierno

Roma, 30 sep (EFE).- El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, superó hoy en el Senado un voto de confianza a su programa de Gobierno, después de que ayer lograra también el respaldo de la Cámara de los Diputados con el apoyo del grupo de su ex aliado Gianfranco Fini.

La cuestión de confianza fue aprobada con 174 votos a favor, 129 en contra y 2 abstenciones, en una sesión en la que la mayoría absoluta se cifraba en los 152 senadores.

También esta moción, que ofrecía muchas menos dudas que la de ayer pues el Gobierno no necesitaba el apoyo de otros grupos para superar el trámite, fue aprobada con el respaldo del grupo parlamentario de Fini, Futuro y Libertad para Italia (FLI).

Berlusconi había comparecido por la mañana en el Senado para explicar su programa (federalismo económico, reforma fiscal, iniciativas para el sur, Justicia y Seguridad).

En la posterior sesión de réplicas, el primer ministro lanzó un guiño al FLI, escindido de su partido tras la expulsión de Fini y que ayer salvó su Gobierno.

"Hoy todos los parlamentarios elegidos dentro de la mayoría del Ejecutivo confirman el apoyo al Gobierno. Todos, también quienes han hecho una elección -para mí dolorosa- de separación, cuya acción parlamentaria será llevada adelante bajo el signo del espíritu constructivo y leal de siempre", dijo.

"Estamos satisfechos, porque se cierra una temporada de polémicas internas que no han hecho bien a la mayoría" de Gobierno, añadió Berlusconi, en referencia al apoyo del grupo de su ex aliado, que muchos interpretan como una hipoteca de futuro para el Ejecutivo de cara a aprobar sus próximas leyes.

La expulsión de Fini del partido de Berlusconi "Pueblo de la Libertad" (PDL) el pasado 29 de julio ante los desacuerdos públicos entre ambos políticos y la posterior escisión del FLI con 35 diputados supuso tal terremoto en el Ejecutivo italiano, que dejó en el aire su mayoría absoluta en la Cámara Baja.

El primer ministro decidió plantear un voto de confianza para saber si contaba con el apoyo suficiente para seguir o debía convocar elecciones, cuestión que tampoco queda ahora resuelta del todo, pues algunos de sus socios de la Liga Norte (LN) siguen apostando por los comicios anticipados ante el carácter decisivo de los votos del FLI.

A pesar de la incertidumbre, Berlusconi se mostró hoy más relajado que ayer y se permitió, incluso, lanzar a la bancada de la oposición algunas de sus habituales frases en tono provocador, para, según dijo, ofrecer un poco de diversión, pues por la mañana el ambiente era tan aburrido que casi se dormía.

En su comparecencia, el mandatario de 74 años hizo un repaso a los "éxitos" internacionales de su Gobierno, entre los que se atribuyó el acercamiento entre Rusia y Estados Unidos.

Berlusconi afirmó además haber "convencido" al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a intervenir tras la quiebra de la entidad financiera Lehman Brothers, y negó que Italia se haya "arrodillado" ante el líder libio, Muamar al Gadafi.

"Hemos heredado una Libia que no quería darnos ni gas ni petróleo ni licencias. Hoy tenemos gas y petróleo para 40 años, licencias y una fiesta de la amistad todos los años. Esto sin arrodillarse", dijo.

El jefe del Ejecutivo tuvo además que aclarar un comentario hecho por la mañana por Giuseppe Ciarrapico, senador de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), quien instó a Fini -con un reconocido pasado fascista- a buscarse ahora una kipá (el tocado masculino judío), pues "quien ha traicionado una vez, traiciona siempre".

"Para evitar que una frase salida de la boca de un senador nuestro pueda generar equívocos, quiero decir que durante toda mi vida he sido amigo de Israel. Los sentimientos y los valores que nos unen son numerosos y fortísimos", dijo Berlusconi.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin