Buscar

Muere la presidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia, Ana María Romero

EFE
26/10/2010 - 15:49

La Paz, 26 oct (EFE).- La presidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia, Ana María Romero de Campero, falleció en La Paz a sus 67 años de edad por un cáncer intestinal, informaron hoy sus familiares y fuentes oficiales.

Su hijo Fernando Romero confirmó a los medios esta madrugada que la periodista y ex Defensora del Pueblo murió el lunes en la noche en su casa, tras una prolongada enfermedad que le impidió asumir plenamente la presidencia de la Cámara alta.

El Gobierno de Bolivia decretó un "duelo de siete días" e instruyó la iza de banderas con cintas negras en los edificios estatales "por el dolor que embarga a la familia y a todo el país", anunció hoy el ministro de la Presidencia, Óscar Coca.

"Bolivia hoy está de duelo, puesto que doña Ana María Romero de Campero nos ha dejado, pero sus enseñanzas, su convicción y su fortaleza van a ser un ejemplo y eso es lo que nos deja como legado", agregó el funcionario.

Romero tuvo una carrera periodística de tres décadas, fue la primera Defensora del Pueblo de Bolivia (1998-2003) y al acabar esa función dirigió la fundación privada UNIR dedicada a la promoción de la cultura democrática, de paz, de resolución de conflictos y a la mejora del periodismo de su país.

Durante las crisis políticas vividas en Bolivia a principios de la década pasada, se labró un prestigio como una personalidad necesaria en la mediación de los numerosos conflictos que comenzaron a aflorar por las rebeliones indígenas en el país.

Entre otras distinciones, recibió el Premio Nacional de Periodismo de Bolivia, en 2004 fue propuesta para el Premio Nobel de la Paz y en 2006, el Gobierno de Francia le confirió la Legión de Honor por su compromiso y defensa de los derechos humanos.

A invitación de Morales, que buscaba tender puentes con las clases medias y la oposición, se postuló como primera senadora por La Paz por el Movimiento Al Socialismo (MAS) en los comicios generales de diciembre de 2009.

En enero de 2010 asumió la presidencia del Senado, pero días después, solicitó licencia para someterse y recuperarse de una intervención quirúrgica por problemas en su aparato digestivo.

"Hay días que estoy mejor de ánimo, pero es muy diferente a estar mejor de salud, mi salud está complicada (...) hay ratos que veo mi pozo muy profundo y no veo la luz al final del camino", dijo Romero en julio pasado, en una entrevista con la radio Erbol.

La familia aún no decidió dónde se velará a Romero, aunque el Ejecutivo boliviano pidió que el funeral se realice en el Parlamento.

Contenido patrocinado

Otras noticias