Buscar

Las Damas de Blanco reciben en EEUU un premio por su defensa de los Derechos Humanos

EFE
21/04/2011 - 20:49

Washington, 21 abr (EFE).- Julia Núñez, esposa del preso político cubano Adolfo Fernández, miembro del grupo de los 75 y excarcelado el año pasado, recibió hoy en nombre de las Damas de Blanco el premio de Derechos Humanos del Departamento de Estado de EEUU.

En una emotiva ceremonia en la que Núñez vistió de blanco para recordar a sus "hermanas cubanas", el subsecretario de estado de Asuntos Políticos, William Burns, entregó el premio a la organización en reconocimiento a su valor y defensa de los derechos humanos y la democracia frente a un gobierno represivo.

"Son reconocidas no sólo por su compromiso con la liberación de los presos políticos, sino por su gran valentía en la defensa de los derechos humanos en Cuba", subrayó.

El subsecretario señaló que las Damas de Blanco han ayudado a crear las condiciones que llevaron a la liberación del resto de presos políticos de la "Primavera Negra" en 2003 y aprovechó la oportunidad para pedir la liberación de todos los presos políticos.

Burns señaló que a pesar de que la situación en la isla obliga a los defensores de los derechos humanos a trabajar desde la clandestinidad, las Damas continúan marchando "recordando el día a día de la represión que los cubanos enfrentan".

Las Damas de Blanco, conocidas así por el color de su vestimenta como símbolo de paz, acuden cada domingo a misa en la iglesia habanera de Santa Rita, en el barrio de Miramar, y desde el 19 de marzo de 2004 a la salida marchan pacíficamente por el paseo central de la Quinta Avenida, frente al templo, para reclamar la liberación de sus esposos y familiares.

El grupo surgió en 2003, tras las condenas impuestas a 75 disidentes, entre los que había, periodistas y activistas de derechos humanos acusados de conspirar con EEUU para socavar los principios de la revolución y atentar contra la independencia del Estado, en lo que se conoce como la "Primavera Negra".

"Es una emoción muy grande, no por mí, que ya estoy aquí sino por mis hermanas cubanas, las Damas de Blanco que siguen en Cuba luchando por la libertad de los presos, que ya no son los 75, sino otros presos políticos que continúan en las cárceles cubanas y ellas siguen marchando en las calles pidiendo su libertad", dijo Núñez.

Núñez ahora reside en Miami con su marido, Adolfo Fernández Sáinz, que fue liberado el 19 de agosto de 2010, dentro del acuerdo que el Gobierno español y la Iglesia Católica alcanzaron con el régimen cubano para liberar a 52 presos políticos del grupo de los 75 que quedaban en la cárcel.

Fernández, cumplió 7 años y medio de su condena, y al término de la ceremonia aseguró a la prensa que estaba "muy complacido" de que su esposa recibiera el premio "en nombre de ellas, que han escrito una página hermosísima de la historia de la mujer cubana".

"Me imagino cómo se siente y sé cómo va a ser recibido este premio allá, que representa protección para las que están allá", aseguró.

Recordó la preocupación que sintió desde la cárcel el año pasado por la represión que sufrieron las Damas de Blanco tras la muerte de Orlando Zapata, que falleció después de una huelga de hambre de 85 días para reclamar su reconocimiento como preso de conciencia y al que Fernández se refirió como a "nuestro preso político mártir".

"Fue lo peor, porque se recrudeció la violencia contra ellas en las calles. Estaba uno en prisión, y bueno, el preso se adapta, pero además de la preocupación por lo personal estaba pensando y preocupado constantemente por lo que podía pasar en la familia".

El disidente agradeció el apoyo internacional y la cobertura de la prensa a la acción pacífica de las Damas de Blanco.

"El Gobierno cubano es cultivador profesional de su imagen política internacional" y el hecho de que un grupo de mujeres vestidas de blanco estuvieran reclamando "algo tan simple y tan apolítico como libertad para los presos políticos y respeto para los derechos humanos", dijo, "les estaba haciendo un daño terrible".

En el acto estuvo el secretario de Estado adjunto para América Latina, Arturo Valenzuela, quien felicitó a las Damas de Blanco en un mensaje en Twitter.

La organización pro derechos humanos Human Rights First concedió a las Damas de Blanco, el premio a los Derechos Humanos en 2006; también fueron co-galardonadas con el prestigioso Premio Andrei Sajarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo y ese mismo año recibieron en el premio Libertad Pedro Luis Boitel 2005.