Política

IU pide a la CE que investigue el almacén nuclear de Villar de Cañas

Bruselas, 13 feb (EFE).- El eurodiputado español de Izquierda Unida (IU) Willy Meyer pidió hoy a la Comisión Europea (CE) que investigue el proyecto de construcción del almacén temporal de residuos nucleares de Villar de Cañas (Cuenca), ya que afirmó que podría incumplir las normativas europeas de Medio Ambiente.

Meyer expresó en un comunicado su rechazo a la decisión del Gobierno español de Mariano Rajoy de emplazar en esta localidad el almacén, ya que considera que se ha tomado basándose en parámetros "meramente políticos" y "sin escuchar el rechazo mayoritario de la población".

Este fin de semana, entre mil y cinco mil personas (según las cifras de la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha y de los organizadores, respectivamente) se concentraron en Villar de Cañas en protesta contra el llamado Almacén Temporal Centralizado (ATC).

El europarlamentario pidió al Ejecutivo europeo que analice el posible incumplimiento de lo establecido en la legislación comunitaria, "que obliga a que este tipo de proyectos cuenten con un Estudio de Impacto Ambiental favorable previo al desarrollo de los mismos".

Meyer solicitó a la CE que exija a todas las autoridades españolas relacionadas con esta decisión que respeten el derecho de la ciudadanía a participar en la toma de decisiones en temas medioambientales, recogido en el convenio internacional de Aarhus.

El Ejecutivo español fue muy criticado por los grupos antinucleares por la premura con que tomó la decisión de ubicar el ATC en Villar de Cañas -nueve días después de la toma de posesión- tras haberse retrasado la polémica cuestión durante siete años.

El eurodiputado de IU pidió de nuevo a la CE que establezca una moratoria que imposibilite la construcción de nuevas centrales nucleares y la prórroga de las ya existentes "hasta que no exista una solución viable para eliminar de manera segura y sostenible los desechos nucleares que generan".

"Desde IU siempre hemos mostrado nuestro rechazo frontal a la energía nuclear, ya que esta hipoteca el futuro de los pueblos, pues no existe solución alguna para eliminar los residuos radiactivos que este tipo de energía genera", apuntó.

Por contra, Meyer expresó su apoyo a las energías renovables como el camino alternativo a seguir.

El único ATC que existe en España es el de El Cabril (Córdoba), que tiene capacidad para tratar solo residuos de baja y media actividad, de manera que los de alta radiactividad son almacenados en las piscinas de las propias centrales nucleares o en sus almacenes temporales en seco (como es el caso de Zorita).

Estos contenedores están al límite de su capacidad, por lo que buena parte de los residuos se envían a Francia para ser almacenados, lo que supone el pago de 60.000 euros diarios al país galo por incumplir el plazo previsto de almacenamiento de los residuos, al no contar con una sede en España para devolverlos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin