Política

El alcalde Rasquera anuncia que dimitirá y Puig amenaza con enviar a los Mossos

Rasquera (Tarragona), 11 abr (EFE).- El alcalde de Rasquera, Bernat Pellisa, ha anunciado hoy que dimitirá para cumplir su palabra al no obtener el 75% de apoyos en el referendo celebrado ayer sobre su plan anticrisis, mientras el conseller de Interior, Felip Puig, ha amenazado con enviar a los Mossos si se empieza a plantar cannabis en el pueblo.

El alcalde prometió dimitir si su propuesta anticrisis, que incluye alquilar terrenos del pueblo para plantar cannabis para una asociación de Barcelona, no contaba con un 75% de votos a favor.

Sin embargo, ayer aseguró tras vencer el 'sí' con un 57% que dejar su cargo en estas circunstancias sería "una irresponsabilidad" y "una frivolidad", unas palabras que hoy ha matizado por la mañana, y esta tarde, antes de reunirse con su equipo de gobierno, ha avanzado a los periodistas que dimitirá para cumplir su palabra, y que en la reunión se fijará la "hoja de ruta", que implicará la continuidad de su equipo de gobierno y del plan anticrisis.

"Tenemos una reunión ahora con mi gente, muchas otras reuniones estos días, pero es evidente que dimitiré, faltaría más", ha asegurado Pellisa, para quien eso "no quiere decir que el proyecto no tenga que continuar", y que ha dado a entender -"es una posibilidad", ha dicho- que le sucederá en la alcaldía el siguiente en la lista.

Eso sí, "no dejaremos el gobierno en manos de la oposición porque hay un 57% que no les quieren, que han votado a favor de un plan anticrisis y de un proyecto de gobierno. Veremos cómo lo gestionamos, pero no puede gobernar alguien que no se lo ha ganado en las urnas", ha expuesto Pellisa.

Y "el plan anticrisis está en exposición pública hasta el día 16 y evidentemente, si hemos llegado hasta aquí, estaremos hasta resolver las alegaciones que se presenten", ha indicado Pellisa, para quien lo que no se puede permitir es que "digan que estamos actuando ilegalmente" y, por ello, se reserva el derecho de emprender acciones judiciales contra "todo aquel que haya ensuciado el nombre de Rasquera o el de su equipo de gobierno".

Antes, el presidente de la Federación de ERC en las Tierras del Ebro, Gervasi Aspa, había expresado en nombre del partido "el máximo apoyo" a Pellisa y a su equipo de gobierno.

Aspa ha añadido que "corresponde al actual equipo de gobierno, que es quien lo ha trabajado, sacar adelante el plan anticrisis, y más con el aval mayoritario de la ciudadanía como ha tenido".

Mientras tanto, el portavoz de CiU en Rasquera, Bernard Farnós, había asegurado que están "decepcionados" y le había pedido a Pellisa que sea "consecuente con sus palabras" y, por lo tanto, que dimita.

Por su parte, el conseller de Interior, Felip Puig, ha avisado hoy de que el referendo celebrado ayer en Rasquera para decidir si se establecía una plantación de cannabis en esta población no altera ni el Código Penal vigente ni la actuación de los Mossos d'Esquadra.

Al respecto, el titular de Interior ha reiterado que, si en cualquier municipio catalán la policía autonómica descubre una plantación de cannabis, levantará acta y lo pondrá a disposición de la Fiscalía para que decida si es constitutivo o no de delito.

"Evidentemente, la policía no tiene que prejuzgar o valorar, solo actuar", ha precisado Puig, pero ha insistido que si se materializa un proyecto como el de Rasquera los Mossos d'Esquadra levantarán un atestado para que se pronuncie la Fiscalía.

Por su parte, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha augurado hoy que el plan anticrisis del Ayuntamiento de Rasquera puede traer más problemas que beneficios a largo plazo al pueblo.

"Soy consciente de que la situación de crisis es dura pero no deberíamos tomar medidas de las que nos podamos arrepentir cuando superemos la crisis", ha destacado el ministro.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin